The PP elevates the tone against the “abuses” of the immigrants

La oposición clama. El PP lo justifica y para ello eleva el tono contra los "abusos" y el "fraude" cometidos por extranjeros. La [retirada de la atención sanitaria a los inmigrantes sin papeles][1] ha levantado hoy fuertes críticas frente al cierre de filas popular.

En el PP ha habido argumentos comunes. La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha afirmado que con estas medidas "se pone coto a los abusos" y al "turismo sanitario". El portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso, ha dicho que el sistema sanitario "no puede ser un coladero" y ha denunciado el "fraude" en su uso por parte de extranjeros. "Cuando decimos que la sanidad es universal en España no es para el universo mundo, sino para los españoles y los residentes", ha apostillado. El mismo argumento ha manejado el consejero madrileño de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. "No tenemos un sistema sanitario para atender al mundo entero, tenemos un sistema sanitario para atender a los españoles y a los que han venido a formar parte de la sociedad española trabajando, aportando y contribuyendo con los impuestos".

El responsable de sanidad del PP y consejero de Salud de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, también ha destacado "los abusos" cometidos por rumanos que retornan a su país y cuya factura médica sigue pagando España. "La tarjeta que identifica al asegurado será para los españoles y extranjeros con residencia legal en España", ha puntualizado.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha calificado el recorte en sanidad como "xenófobo, cruel e ineficaz". Demuestra "insensibilidad social", deja sin asistencia a personas enfermas y hará que "las gripes acaben tratándose en urgencias". La portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha criticado que la reforma "cambia la sanidad universal por un sistema de aseguramiento". La Junta de Andalucía ha asegurado que sus servicios jurídicos estudian la posible inconstitucionalidad de la medida. El diputado de IU Gaspar Llamazares, ha calificado el cambio de "gravísimo"; "el mayor ataque al sistema sanitario público en democracia", ha dicho.

[1]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/23/actualidad/1335209972_148200.html

Comments

Popular posts from this blog

Interior, in “total discord” with the authorization of the extreme march

The advice of Bankia analyzes a rescue of about 20,000 million

Obama and Romney, in technical tie facing the presidential ones

Islamic State claimed responsibility for the twin bombings in Iran that left at least eight dead

Australian police kills a hijacker and investigates possible terrorist links

Islamic state left at least twelve dead at his first attempt in Iran

Islamic State takes control of the strategic area of ​​Tora Bora in eastern Afghanistan

Thousands of people gather in Turkey to protest the conviction of a CHP parliamentarian

At least 19 killed in the attack Wednesday against Al Shabaab Mogadishu hotel