Portugal approves the Treaty of financial Stability

El Parlamento portugués ha aprobado hoy el tratado de estabilidad de la Unión Europea, que fija el límite del déficit presupuestario para los países miembros, en una fecha sintomática: hace un año (el ocho de abril de 2011), el país se rendía y pedía ayuda financiera a la Unión Europea y al FMI para no declararse en bancarrota. De hecho, el primer ministro portugués, el conservador Pedro Passos Coelho, aseguró en el debate parlamentario del tratado que Europa necesita "un mecanismo de gestión de crisis eficaz que proteja a la Unión Europea de tempestades de efectos catastróficos". [Portugal][1] se convierte en el primer país de la UE que da luz verde a la reforma.

El resultado de la votación ha sido aplastante, ya que a la mayoría absoluta de la coalición de centro derecha del Gobierno (132 de 230 diputados) se sumaron los de la inmensa mayoría de los 74 diputados socialistas, primer partido de la oposición. Dos parlamentarios socialistas, con todo, se abstuvieron. El Partido Socialista portugués, que gobernaba hace un año, ha sufrido una especie de esquizofrenia interna y doctrinal en este debate. El secretario general del PS portugués, José António Seguro, advirtió que el "sí" socialista es un "sí" con algunos peros. De hecho, el PS ha propuesto un paquete de medidas adicional encaminado a generar empleo con la intención de que fuera aprobado junto con el tratado, pero la coalición de centro derecha lo ha rechazado.

Seguro, en una entrevista al _Jornal de Negócios_ publicada hoy explicaba su postura: "Votaremos a favor porque este tratado es indispensable para que Portugal siga en el euro. Podemos estar de acuerdo o no en una cosa o en otra, pero es indispensable (…) Es un buen ejemplo del sentido de la responsabilidad del Partido Socialista".

El propio Mário Soares, expresidente de la República y ex primer ministro, líder histórico del Partido Socialista, se manifestó recientemente en contra del tratado en un artículo publicado en el _Diário de Notícias_.

Los diputados del Bloco de Esquerda, del Partido Comunista Portugués y de los Verdes, que suman en total solamente 24 de los 230 diputados de la cámara, se mostraron ayer resueltamente en contra del tratado, calificándole de imposición alemana y votaron en contra. Acusaron al Gobierno de empobrecer aún más a un pueblo que está sufriendo ya mucho y al Partido Socialista de desconocer en qué bando se encuentran: "¿Cómo es que un partido que se reivindica de izquierda vota un documento de ultraderecha?".

[1]: http://economia.elpais.com/tag/portugal/a/
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/04/13/actualidad/1334325151_914652_1334326168_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/04/13/actualidad/1334325151_914652_1334326168_noticia_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/04/13/actualidad/1334325151_914652_1334326168_noticia_grande.jpg

Comments

Popular posts from this blog

The advice of Bankia analyzes a rescue of about 20,000 million

Obama and Romney, in technical tie facing the presidential ones

Islamic State claimed responsibility for the twin bombings in Iran that left at least eight dead

Australian police kills a hijacker and investigates possible terrorist links

Islamic state left at least twelve dead at his first attempt in Iran

A dead and a dozen injured by a hit off the Finsbury Park Mosque in London

China frees Liu Xiaobo Nobel Peace Prize, suffering from end-stage cancer

Islamic State takes control of the strategic area of ​​Tora Bora in eastern Afghanistan

Thousands of people gather in Turkey to protest the conviction of a CHP parliamentarian