Thursday, May 24, 2012

The wall of the illegal financing is narrowed on the Valencian PP

El intento de la anterior cúpula del PP valenciano por salvarse de las acusaciones de financiación ilegal es cada vez más complicado. El cerco se estrecha sobre quienes, bajo el mandato de Francisco Camps, aceptaron, según la investigación, endosar a empresarios varias facturas de deudas contraídas durante dos campañas electorales con la [trama Gürtel][1]. De esa forma, habrían financiado, de manera ilegal al PP valenciano.

Tres son las líneas desde las que se va cerrando el círculo. Por un parte, [los informes policiales atestiguan][2] que la filial de la red corrupta Gürtel en Valencia, Orange Market, cambiaba el concepto de sus facturas "a conveniencia, parece que para no mostrar el origen real de los fondos". Y pone como ejemplo una factura emitida al PP de la Comunidad Valenciana "transformada" en otra emitida a Enrique Ortiz, "que es la pagadora real del acto del partido". U otra factura emitida al PP de Castellón que "se cambia por otra emitida a Facsa, quien efectúa el desembolso del evento del partido".

Ambas empresas, junto a otras siete, están implicada en la causa de financiación ilegal que investiga el Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana por las prácticas detectadas en las elecciones autonómicas de 2007 y la campaña de las generales de 2008.

Los informes policiales también hacen referencia a la campaña de las elecciones generales de 2008, en la que se investiga si el Grupo Sedesa, propiedad de la familia del exconsejero de Camps y actual presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino. La policía ya ha averiguado que cuatro facturas abonadas por el grupo a Orange Market [no respondieron en realidad a "operación económica subyacente" alguna][3].

[También la Agencia Tributaria se ha pronunciado][4] sobre estas prácticas. "De los documentos indicados (...) se infiere que algunos servicos prestados al PP habrían sido pagados no por este, sino por terceros (Ortiz, Facsa, Sedesa, Lubasa, Piaf)", explicaba Hacienda en un informe elaborado en 2010 en el que se reclamaba que "habría que examinar documentación que permitiera saber si los trabajos facturados a las constructoras se hicieron". También la Agencia Tributaria llegó a la conclusión de que el PPCV ocultó al fisco gastos por importe de 2,5 millones de euros y que había "terceras personas" que pagaron, a través de Orange Market, actos electorales del PPCV.

El hilo del círculo sigue por los argumentos escritos del propio PP, por una parte el nacional y, por otra, el regional. Y, pese a manifestar que son un único partido, se contradicen. De los informes requeridos por el juez y remitidos desde las calles Génova (Madrid) y Quart (Valencia), se concluye un [choque en la exposición sobre cómo se organizaban las cuentas en el partido][5]. En Valencia aseguran que era Madrid quien las perfilaba mientras que en Madrid mantienen que las cuentas regionales nunca se han tocado sino que, simplemente, se consolidan para la contabilidad global del partido.

Ayer se cerró más el círculo después de que el ahora ex vicesecretario general del PP valenciano, David Serra, admitiera que el de "las galletas" y "las magdalenas" del que habla en sus conversaciones grabadas con Álvaro Pérez _El Bigotes_, es el constructor alicantino [Enrique Ortiz][6], uno de los empresarios a los que, supuestamente, endosaron facturas de deudas del PP. "El viernes tendrás un talón con lo que hemos dicho, lo de mañana, y ya fetén lo tendrás listo a primera hora para cobrar el mismo viernes. El viernes está previsto que le presentéis al de las galletas la factura igual que la otra", se le oye decir a Serra en una de ellas. El exvicesecretario argumentó que de lo que trataba con _El Bigotes_ se limitaba a una mediación para que la trama cobrara una deuda que tenía con Ortiz. Afirmó, en su declaración como imputado, que no hablaban de un acto del PP sino de un servicio prestado por [Orange Market][7] al Grupo Ortiz. Y mantuvo que su intervención se debió a que era amigo de El Bigotes. Es decir, su teoría es que el vicesecretario general del PP valenciano, como amigo de uno de los cabecillas de la red Gürtel, medió para que la trama cobrara una deuda de uno de los más importantes grupos empresariales valencianos.

[1]: https://correoweb.el-pais.net/exchweb/bin/redir.asp?URL=http://politica.elpais.com/tag/caso_gurtel/a/
[2]: https://correoweb.el-pais.net/exchweb/bin/redir.asp?URL=http://politica.elpais.com/politica/2012/01/30/actualidad/1327879883_194601.html
[3]: https://correoweb.el-pais.net/exchweb/bin/redir.asp?URL=http://politica.elpais.com/politica/2012/05/20/actualidad/1337536116_956814.html
[4]: https://correoweb.el-pais.net/exchweb/bin/redir.asp?URL=http://elpais.com/diario/2011/07/10/espana/1310248819_850215.html
[5]: https://correoweb.el-pais.net/exchweb/bin/redir.asp?URL=http://politica.elpais.com/politica/2012/05/23/actualidad/1337801232_148424.html
[6]: http://elpais.com/tag/enrique_ortiz/a/
[7]: https://correoweb.el-pais.net/exchweb/bin/redir.asp?URL=http://ccaa.elpais.com/tag/orange_market/a/
Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/24/actualidad/1337854423_075132_1337856059_portadilla_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/24/actualidad/1337854423_075132_1337856059_portadilla_grande.jpg

No comments:

Post a Comment