Wednesday, May 2, 2012

VIDEO: 38 years of presidential debates in France

Las previsiones dicen que veinte millones de franceses estarán hoy pendientes del enfrentamiento de dos hombres en la televisión a partir de las 21.00. Son François Hollande y Nicolas Sarkozy, candidato del Partido Socialista francés y de la Unión por un Movimiento Popular respectivamente. Los expertos consideran que los debates televisados entre los candidatos a la presidencia nunca han tenido una gran influencia en el voto de los electores y, sin embargo, son una tradición que despierta un gran interés mediático.

### 1974: Giscard D'Estaing- François Mitterrand

El primer debate en la historia de las presidenciales francesas tuvo lugar el 10 de mayo de 1974, cuando la tradición se había consolidado ya en América tras el legendario enfrentamiento entre Kennedy y Nixon. En aquella ocasión, Valéry Gircard D'Estaing y François Mitterand se sentaron frente a frente durante 1 hora y 40 minutos en un escenario entre pomposo y lúgubre. Los tiempos se medían con unos cronómetros semejantes a los de la Estación de Saint Lazare de París y los periodistas no tenían opción a hacer preguntas. De ese duelo queda una frase histórica para la política francesa. Cuando parecía que Mitterrand se llevaba el gato al agua en el debate, Giscard D'Estaing le dijo: "Señor Mitterrand, usted no tiene el monopolio del corazón". La leyenda dice que esa frase hizo mucho por la victoria del candidato conservador.

 

### 1981:Giscard D'Estaing- François Mitterrand

El 5 de mayo de 1981, los mismos protagonistas se enfrentaron con diferente resultado. Esta vez, el socialista saldría victorioso en las elecciones tras un debate gris en el que, no obstante, regaló dos frases de revancha contra Giscard D'Estaing. "Usted tiene tendencia a llamarme a mí hombre del pasado pero ha acabado por ser el hombre del pasivo", espetó Mitterrand. No tuvo suficiente con esto. Cuando el presidente le interrogaba sobre el marco alemán, el socialista le respondió: No me gustan mucho sus formas, yo no soy su alumno ni es usted el presidente de la República aquí, es simplemente mi oponente". Miterrand se alzó con la victoria por el 51,7% de los votos.

### 1988: François Mitterrand - Jaques Chirac

El tercer debate presidencial en Francia se recuerda como el que dejó una de las humillaciones más grandes en la política del país. Se enfrentaban el presidente de la República y su primer ministro, una cuestión jerarquica a la que Chirac trató de restar importancia recordando que en ese debate eran solo dos candidatos. "Tiene usted toda la razón, señor primer ministro", le espetó con malicia Miterrand. Minutos después, cuando Chirac le preguntaba por la subida de una tasa sobre la comida de los animales domésticos, el presidente, sin poder olvidar tantos años después, a Giscard D'Estaing, le dijo a su oponente: "Usted no tiene el monopolio del corazón de los perros y los gatos, a mi también me gustan". El presidente venció no solo en oratoria, también en las urnas, con un 54,02%.

### 1995: Lionel Jospin - Jaques Chirac

Demasiada educación para pasar a los anales de la historia. Es lo que se dice de este debate que no tuvo nada que ver con la edición anterior entre dos candidatos muy sonrientes que intuían el resultado final. Solo una frase para recordar. El socialista propuso una reforma constitucional para que los mandatos presidenciales fueran de cinco años frente a los siete que aún duran: "Sería mejor cinco años con Jospin que siete con Chirac", aseguró el socialista que perdió las elecciones con un 47,4%.

### 2002: Única edición sin debate

Jaques Chirac se negó a debatir con el ultraderechista Jean-Marie Le Pen que se había impuesto al socialista Jospin en la primera vuelta protagonizando la sorpresa del año. Chirac se impuso con un 80% de los votos en la segunda vuelta al llevarse todos los votos del resto de opciones políticas en un frente antilepenista.

### 2007: Nicolas Sarkozy-Ségolène Royal

Muy agrio debate en el que Sarkozy no dejó de remarcar la palabra "madame" cada vez que se dirigía a la candidata socialista.  "La señora Royal trata de todos los temas al mismo tiempo y muy por encima. No es precisa", comenzó Sarkozy, que en ningún momento dejó de llamar a su adversaria con un irónico "Madame". Royal quería demostrar que Sarkozy era un hombre nervioso. Solo consiguió todo lo contrario. El actual presidente consiguió crispar a la socialista que le interrumpía constantemente. "Usted alcanza el súmmum de la inmoralidad política. Ese abismo entre las palabras y los hechos no es aceptable", dijo indignada. "Yo nunca me dirigiría a usted en estos términos. Veo que pierde los nervios fácilmente. Para ser presidente hay que conservar la calma", respondió un sonriente Sarkozy. Royal, intentando controlarse, sentenció: "No he perdido los nervios, estoy enfadada y hay enfados muy sanos".

No comments:

Post a Comment