Thursday, May 10, 2012

Venizelos confronts the third attempt of formation of Government in Greece

A la tercera puede ir la vencida. En medio de insistentes rumores sobre la formación _in extremis_ de una coalición de Gobierno, y con una subida del 4,19% del índice general de la Bolsa de Atenas, el líder socialista, Evánguelos Venizelos, ha recibido este mediodía el encargo de formar un Gobierno de unidad que no solo evite la repetición de las elecciones, sino que garantice la entrega del siguiente tramo de la ayuda internacional, congelada hasta que en Atenas se constituya un Ejecutivo.

Tras los [fracasos de Andonis Samarás][1], líder de Nueva Democracia (108 escaños), y Alexis Tsipras, [líder de la Coalición de Izquierda Radical][2] (Syriza, segundo partido más votado, con 52 diputados), incapaces de convencer a otras fuerzas, Venizelos ha cogido el relevo y se ha reunido con Fotis Kuvelis, líder de Izquierda Democrática (Dimar, 19 diputados); con Samarás lo hará este viernes. Hacia Kuvelis apuntan todas las esperanzas para salir del atolladero: un posible Gobierno de colaboración entre Nueva Democracia (centro-derecha), el socialista Pasok y Dimar, algo más a la derecha que Syriza (y bastante más a la izquierda que el Pasok), pero en las antípodas ideológicas de Nueva Democracia. Una alianza cogida con alfileres, pero suficiente para orillar el abismo.

Los tres partidos comparten orientación proeuropea, la principal condición que ha puesto Venizelos para un pacto. Aunque algunos líderes de Dimar, un partido recién formado por descontentos del Pasok y Syriza, han calificado el posible acuerdo de monstruoso, ese Gobierno tripartito sería la única solución para evitar el vacío de poder y la consiguiente repetición de los comicios antes de que se agote el dinero del Estado: solo hay liquidez hasta mediados de junio, fecha más probable para la hipotética convocatoria electoral.

Hasta la asociación de hoteleros griegos ha pedido hoy que se resuelva urgentemente el vacío de poder y se forme Gobierno, para evitar que el fantasma de la inestabilidad aborte las optimistas previsiones de la incipiente temporada turística. Mientras, los malos datos económicos no dan tregua: la producción industrial encadena meses consecutivos de caída, con un descenso, en marzo, del 8,5%.

Si Venizelos tampoco consigue un acuerdo de Gobierno, el presidente griego, Karolos Papulias, dará un ultimátum a los líderes de los siete partidos que el domingo lograron representación parlamentaria, entre ellos el neonazi [Aurora Dorada][3], aunque está por ver que fuera convocado, dado el cordón sanitario impuesto a su alrededor por el resto de fuerzas políticas. Si no hay acuerdo, Papulias convocará de inmediato elecciones parlamentarias.

[1]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/07/actualidad/1336408853_924968.html
[2]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/10/actualidad/1336603575_986146.html
[3]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/07/actualidad/1336396231_244302.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/10/actualidad/1336661375_864381_1336662369_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/10/actualidad/1336661375_864381_1336662369_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment