Tuesday, May 1, 2012

Urdangarin accepts to pay 1.7 million so that the judgment does not splash to the King

El yerno del [Rey][1], [Iñaki Urdangarin,][2] espera avanzar en los próximos días en la negociación para cerrar [un pacto de conformidad con la fiscalía que implicará declararse culpable, devolver los fondos malversados y así eludir una pena][3] que implique su ingreso en la cárcel. El objetivo central de la defensa de Urdangarin no solo es esquivar una posible pena de más de dos años, que llevaría a prisión al esposo de la [infanta Cristina][4], sino evitar que un miembro de la familia real sea protagonista desde el banquillo de los acusados de un juicio cuyo dilatado desarrollo podría salpicar la imagen del Rey y de la Monarquía.

Los indicios recogidos por el juez y el fiscal, los testimonios de un arrepentido (un excargo del PP y amigo del Príncipe y las infantas, [el exdirector de Deportes José Luis Ballester)][5], así como las versiones de otros imputados, desmontan la tesis del duque de Palma acerca del negocio sin lucro del Instituto Nóos, [a través del cual logró 10 millones de euros de Administraciones públicas.][6] Además, testigos e imputados han confesado que el duque de Palma tenía responsabilidades en la gestión directa de Nóos y en la administración de fondos.

El acuerdo que busca el duque de Palma implicará devolver al menos 1,7 millones de euros públicos malversados [(la mitad del monto total, que debería repartirse con su exsocio Diego Torres)][3]. Una pericial de Hacienda ajustará los cálculos de la fiscalía sobre las partidas malversadas y los fondos públicos desviados por facturación falsa.

La fiscalía de Baleares no aceptará un pacto a la baja, una oferta blanda, dada la magnitud de las partidas de dinero desviadas y la carga penal de los supuestos delitos.

El pago de los 3,5 millones para cubrir la responsabilidad civil por los perjuicios causados es necesario para que, si se llega a una conformidad, pueda aplicarse a Urdangarin y a Torres la atenuante de reparación del daño. La mayor parte de ese dinero procede de la organización de los eventos Fórum Illes Balears y Valencia Summit. Durante su etapa al frente de Nóos, ambos lograron adjudicarse, a dedo, contratos por casi seis millones de euros con los [Gobiernos de Baleares][7] y de la Comunidad Valenciana, en manos del PP.

Este desenlace del caso se produce después de que se desencadenara un enfrentamiento directo entre Urdangarin y su exsocio Diego Torres. La batalla se desató cuando el abogado de Diego Torres presentó ante el juez [una colección de correos electrónicos, escritos por Iñaki Urdangarin,][8] que implicaban a miembros de la familia real, incluido el propio Rey, en los asuntos comerciales de patrocinio del esposo de la infanta.

[1]: http://politica.elpais.com/tag/juan_carlos_i/a/
[2]: http://elpais.com/tag/inaki_urdangarin/a/
[3]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/30/actualidad/1335816193_670667.html
[4]: http://elpais.com/tag/cristina_de_borbon_y_grecia/a/
[5]: http://politica.elpais.com/tag/jose_luis_ballester/a/
[6]: http://politica.elpais.com/tag/caso_palma_arena/a/
[7]: http://politica.elpais.com/politica/2012/01/01/actualidad/1325412932_058715.html
[8]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/16/actualidad/1334608192_308136.html

No comments:

Post a Comment