Friday, May 4, 2012

The United States moderates the use creation

Estados Unidos sigue creando empleo, signo de que la economía continúa expandiéndose. Pero lo hace a un ritmo más lento que en meses pasados y de lo que sería necesario para que el paro caiga de forma sostenida. En abril se firmaron 115.000 contratos netos, frente a los 154.000 que se dan ahora para el mes precedente. La tasa de paro bajó una décima, al 8,1%.

La previsión de Wall Street era de 160.000 empleos, aunque en los días previos algunos bancos la rebajaron a 125.000 puestos de trabajo de nueva creación. El dato es, por tanto, peor de lo esperado. Para la tasa de desempleo se anticipaba subiera al 8,3%, en lugar de caer. Es el nivel más bajo desde enero de 2009, pero se debe a que 350.000 personas dejaron de buscar trabajo.

La creación de empleo en diciembre, enero y febrero se vio beneficiada por un invierno más cálido y con menos nevadas de lo normal. En marzo ya se observó la corrección, al reducirse el ritmo de contratación casi a la mitad, desde los 259.000 empleos en febrero. Y el dato confirma lo que aventuraban otros indicadores, que la economía se desacelera con la primavera.

Es, de hecho, el ritmo de creación de empleo más lento desde octubre, cuando se temía por una recaída en la recesión por el efecto del caos de la deuda soberana en Europa. Esa desaceleración en el indicador general se ve también reflejada en la evolución del empleo privado, el principal motor en este ciclo, que se moderó desde 166.000 empleos en marzo a 130.000 en abril.

La disección del informe muestra más debilidades. En total hay 12,5 millones de parados. El desempleo juvenil es del 24,9% y las personas que llevan más de seis meses sin trabajar ascendieron en abril a 5,1 millones. La tasa de participación bajó a su vez al 63,6%. Además, hay que sumar los 7,9 millones forzados a trabajar a tiempo parcial y los 2,4 millones que no buscan trabajo.

La Reserva Federal mejoró la semana pasada sus previsiones para el mercado laboral, aunque insiste que al ritmo actual de crecimiento llevará tiempo alcanzar la normalidad. Su proyección es que, en el mejor de los escenarios, a final de año se pueda bajar un par de décimas del 8%. Para 2013, se movería cerca del 7,5%. Y podría bajar del 7% a final de 2014.

El empleo es, de hecho, el factor determinante para que el banco central de EE UU empiece a abandonar su estrategia de estímulos monetarios a la economía. Pero para que la caída del desempleo se sostenga, se necesita que la actividad económica crezca por encima de su potencial y que se creen más de 250.000 empleo de media al mes. En el primer trimestre se creció al 2,2%.

No comments:

Post a Comment