Friday, May 11, 2012

Two valoradoras will appraise all the real estate portfolio of the bank

El Gobierno ha anunciado hoy que encargará a dos valoradoras independientes y externas la tasación de toda la cartera inmobiliaria de la banca con vistas a atajar las crecientes dudas sobre el sector financiero español, según ha anunciado hoy la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Con esta medida, el Ejecutivo responde a la [petición lanzada desde sus socios europeos][1], que tras la nacionalización de Bankia el pasado miércoles han instado al Gabinete de Mariano Rajoy a aumentar la transparencia sobre la situación real de las entidades y de su exposición al ladrillo.

Esta medida, ha defendido el ministro de Economía, Luis de Guindos, es "fundamental" para devolver la "certidumbre" sobre los balances bancarios. Y sin confianza en el sector financiero, no habrá forma de lograr superar la crisis, ha añadido antes de señalar que el objetivo es alcanzar una "transparencia absoluta". Según fuentes financieras, los dos nombres que se barajan para llevar a cabo la evaluación son dos firmas internacionales de prestigio: [Blackrock][2] y [Oliver Wyman][3].

Según las cifras aportadas por las propias entidades, el sistema financiero español [acumula 184.000 millones en activos tóxicos][4] de una cartera de créditos al sector inmobiliario que asciende a más de 300.000 millones, tal y como ha reconocido hoy el propio Guindos. Del total, más de 100.000 son créditos problemáticos y unos 85.000 millones son pisos, oficinas, solares, promociones y otros activos recibidos por impago de deudas. Todos estos créditos y activos adjudicados serán el objeto de la auditoría de las tasadoras.

Bajando al detalle, una vez descontadas las provisiones por 30.000 millones que las entidades han apartado para hacer frente a los créditos morosos, el sector aun tiene activos con problemas por 70.000 millones cuya recuperación podrá ser posible, exclusivamente, a partir del valor de las garantías ofrecidas por los clientes en su día a cambio de los préstamos (esto es, la casa o el inmueble). Del total de estos créditos, en casi la mitad el activo aportado en aval es suelo (59.000 millones) y hay abundantes promociones sin acabar (29.000 millones), que tienen hoy por hoy muy difícil salida al mercado, lo que se traduce en que su precio real es mínimo y está muy lejos del valor con el que en su día se inscribieron en libros.

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/10/actualidad/1336664331_632036.html
[2]: http://www.blackrock.es/index.htm
[3]: http://www.oliverwyman.com/index.html
[4]: http://ep00.epimg.net/descargables/2012/05/09/7c16b8c3dc7fd53baba4fb3f188232c1.pdf
Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/05/11/actualidad/1336738236_398588_1336740287_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/05/11/actualidad/1336738236_398588_1336740287_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment