Tuesday, May 22, 2012

Three auditors will more analyze the hidden dilatoriness of the bank

Al final no serán dos, como dijo el ministro de Economía, Luis de Guindos sino cinco las firmas "independientes" que revisen la salud del sistema financiero español. La credibilidad de la banca, y con ella la de España, quedará en manos de un pequeño grupo de consultores y auditores. El Banco de España y el Ministerio de Economía seleccionaron ayer a la consultora estadounidense Oliver Wyman y a la alemana Roland Berger para efectuar una primera evaluación de las carteras de la banca. Pero, además, Economía anunció que entre esta semana y la próxima contratará a tres empresas auditoras. Su misión será analizar la morosidad oculta de la banca.

En el adelanto de su informe sobre el sector financiero español, el Fondo Monetario Internacional alertó sobre la posible morosidad oculta. Economía suavizó el mensaje en la traducción del informe al español, pero tomó nota. Ayer anunció que contratará a tres empresas auditoras para "realizar un trabajo de campo sobre la calidad de los procedimientos de reconocimiento y dotación de provisiones por insolvencia en la contabilidad de los grupos bancarios españoles".

Algunas entidades financieras han preferido realizar refinanciaciones artificiales para evitar reconocer la morosidad. En algunas fusiones de cajas se han descubierto carteras de créditos morosos sin dotar. Esos problemas son los que deberán cuantificar los auditores nombrados por Economía y el Banco de España, en un trabajo cuyo resultado se conocerá en los próximos meses.

Antes, en la segunda quincena de junio, se conocerá el resultado de la evaluación general que, sin trabajo de campo, realizarán Roland Berger y Oliver Wyman sobre los balances del sector financiero español. Esa evaluación general incluirá una prueba de estrés, esto es, de la capacidad de resistencia ante un escenario económico más adverso.

Esas dos firmas trabajan habitualmente para la banca, sobre todo Oliver Wyman, que presta servicios a varias entidades en España. En el momento álgido de la polémica sobre la dación en pago para las hipotecas, elaboró un informe muy crítico con esa posibilidad y favorable a las tesis de la banca. El Banco de España y Economía han entendido que no hay conflicto de intereses por prestar servicios a los bancos y que no era posible encontrar una firma internacional de prestigio que no tuviese como cliente a la banca.

Economía se reserva la primacía sobre el Banco de España, pues para coordinar el proyecto se ha creado un comité de asesoramiento presidido por el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, y que tendrá como vicepresidente al subgobernador del Banco de España.

Oliver Wyman y Roland Berger tienen un reducido número de expertos en el sector financiero en España. Entre ambas no suman ni el número de supervisores que el Banco de España tiene en una sola de las grandes entidades. Pero del trabajo que realizarán a toda prisa en poco más de un mes dependerá en buena medida la credibilidad internacional sobre la salud del sistema financiero español.

La banca española ha estado constantemente bajo esa supervisión del Banco de España, que Economía considera que ha perdido su prestigio. Además, se sometió por dos veces a las pruebas de resistencia de la Autoridad Bancaria Europea. Estas pruebas, realizadas a lo largo de varios meses, fueron muy criticadas, pero lo cierto es que no ha pervivido como entidad independiente ninguna de las ocho españolas que las suspendieron (Cajasur, Unnim, Banca Cívica, CatalunyaCaixa, Caja Duero España, Banco Pastor, CAM y Caja3) y han sido nacionalizadas otras dos que aprobaron por los pelos (Bankia y Novacaixagalicia). Además, el Fondo Monetario Internacional acaba de realizar otras pruebas de resistencia a la banca que, como desveló hace algunas semanas, habían sido aprobadas por casi todo el sector y solo habían suspendido las tres entidades en proceso de subasta, otras cinco ya absorbidas y dos bancos aún independientes, de los que uno era el grupo BFA-Bankia.

Oliver Wyman y Roland Berger fueron elegidas entre cinco finalistas. Blackrock se quedó fuera por sus conflictos de intereses. Otra de las finalistas descartadas fue McKinsey y la quinta, Boston Consulting Group, según algunas fuentes, aunque no fue posible lograr una confirmación oficial.

Roland Berger forma parte del grupo alemán del mismo nombre y lidera un proyecto para crear una agencia europea de calificación que sea una alternativa real al oligopolio de hecho de S&P, Moody's y Fitch. Entró en España en 1985 con la compra de la firma Bedaux Española. Oliver Wyman forma parte del grupo estadounidense Marsh & McLennan. Fue comprada por Mercer en 2003 y es el resultado de la fusión de varias consultoras.

Con el proceso se pretende, según Economía, "incrementar la transparencia y despejar definitivamente las dudas acerca de la valoración de los activos bancarios en España".

En cambio, la secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, considera que "es una irresponsabilidad del Gobierno, porque desprestigia a las instituciones oficiales" y "entrega las llaves de nuestro sector financiero a dos empresas privadas". En su opinión, el Ejecutivo "debería haber acudido a auditores institucionales como el Banco de España, con el apoyo de la Autoridad Bancaria Europea".
Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/05/21/actualidad/1337634169_703738_1337634447_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/05/21/actualidad/1337634169_703738_1337634447_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment