Saturday, May 12, 2012

They last repudia the “independentista fiction” of Convergència

Josep Antoni Duran Lleida ha empezado el 25 congreso de Unió, que se celebra desde esta mañana en Sitges (Barcelona), dispuesto a no perder ni un minuto en sus dos obsesiones en esta cita precongresual: [aplastar a su rival para liderar el partido, el alcalde de Vic, Josep Maria Vila d'Abadal,][1] y marcar distancias con Convergència. Por ello ha dedicado parte de su discurso de apertura de congreso, que sirve para hacer balance de cuatro años de liderazgo, a ningunear el independentismo en todas sus expresiones: tanto el separatismo sin tapujos que reclama Vila d'Abadal para Unió como el "Estado propio" que marcó como objetivo CDC en su congreso.

Duran ha lanzado una advertencia a CDC: si la federación CiU se hubiera presentado a las elecciones defendiendo la independencia, no hubiera ganado. Por ello ha valorado el pacto fiscal como propuesta no rupturista: "El pacto fiscal es el compromiso con el que nos hemos ligado a los electores. No solo es 'el' compromiso. Si CiU no hubiese concurrido con él, o lo hubiese hecho con la independencia, no habríamos ganado las elecciones". El democristiano ha sostenido que el independentismo "divide" y por ello ha destacado que el pacto fiscal no supone una ruptura. Para completar su argumento, ha sentenciado que el independentismo es una ficción. "Estamos atrapados [Unió] entre la realidad y la ficción. La realidad de la situación que he descrito y la ficción de los que, legítimamente, hacen una propuesta (..) que tiene dos problemas: el de su viabilidad y el del riesgo de ruptura".

El democristiano ha tenido varias referencias veladas hacia Convergència, dardos envenenados como cuando ha recordado que Unió prefiere hablar de nación que de estado, concepto que ha asumido CDC tras su congreso. "Ahora que se habla tanto de estAdo propio es hora de recordar que hay mucho terreno a recorrer. Que sentido de estado no es hacer eso que nos pide el cuerpo al margen de las consecuencias que pueda tener. (…) ¿O es que ahora queremos una Europa de los estados cuando siempre hemos defendido una Europa de las naciones?".

En su discurso, Duran ha atacado a su rival en este congreso, Vila d'Abadal, por donde más duele a la militancia de Unió: por CDC. Enfrascada en cada congreso en reforzar su perfil propio frente a su socio de federación (parte de las enmiendas de este cónclave reclaman más peso de Unió en CiU, sin ir más lejos), Duran ha considerado que, si triunfan las tesis de Vila d'Abadal, Unió deja de tener sentido. Lo ha hecho valiéndose de la entrevista que el candidato alternativo concedió a EL PAÍS, en el que alertaba que si la estrategia nacional de Convergència i Unió era diferente para los dos partidos, la federación podía romperse. "Lo que quiere decir es que solo podemos hacer lo que dice CDC. Esto se dice sumisión, y no estamos en Unió para someternos a terceros (…). El principal error, en consecuencia, que podría cometer Unió sería emular la estrategia de CDC. ¿Qué sentido tendría nuestra existencia?". [Vila d'Abadal tiene muy pocas opciones de alzarse con la presidencia de Unió,][2] por no decir que ninguna. Y Duran ha empezado por darle donde más duele: el líder quiere que el sector crítico que quiere representar Vila d'Abadal salga de este congreso como una mera anécdota.

[1]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/30/catalunya/1333137341_201592.html
[2]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/21/catalunya/1332364615_451494.html

No comments:

Post a Comment