Saturday, May 5, 2012

Shepherd: “We will facilitate” to transmit the messages of the verifying

El portavoz parlamentario del PSE, Jose Antonio Pastor, matizó hoy en una rueda de prensa que én no mediará entre el Gobierno y ETA, sino que facilitará que la transmisión de los mensajes de los verificadores al Gobierno. Pastor calificó la reunión con la Comisión de Verificación Internacional  como "positiva" y rechazó calificar a los miembros de este grupo como "conseguidores", sino como "un instrumento positivo" hacia la paz. "Este no es el momento de condiciones ni contrapartidas por parte de ETA", ha señalado el secretario general socialista. Así, Pastor no ve el acercamiento de presos de ETA  como una contrapartida, sino "algo que la ley recoge".

Por su parte, el presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar, ha señalado que la Comisión de Verificación ha venido a mostrar "la autenticidad e irreversibilidad" de la decisión de ETA de cesar la actividad armada y ha abogado por aplicar una política penitenciaria "flexible" que "acompañe y consolide el escenario de paz".

En declaraciones a Radio Euskadi, el dirigente jeltzale ha subrayado que desde el anuncio de ETA del pasado 20 de octubre han sucedido cosas, "aunque no todas se han visibilizado" y ha considerado que todavía "se tienen que dar los pasos de desarme y desmantelamiento".

A su juicio, partiendo de la situación de "abandono definitivo de la actividad armada de ETA" se está asistiendo a un proceso que debe cumplir "varias fases".

En su caso, la parlamentaria del PP Laura Garrido ha considerado que "no hay necesidad de verificadores", ya que para derrotar a ETA está el Estado de Derecho. Asimismo, ha recalcado que las exigencias hay que hacérselas a ETA puesto que "son ellos los que deben dar pasos".

En declaraciones a Radio Euskadi, la dirigente popular ha señalado además que "no caben medidas colectivas como la amnistía" con los presos de ETA, sino que en todo caso "caben medidas viendo caso por caso y dentro del respeto a la legalidad".

Por su parte, el colectivo de presos de ETA (EPPK) ve aspectos "significativos" en el plan del Gobierno de Mariano Rajoy para la reinserción social de los condenados por terrorismo, y se muestra dispuesto "a dar pasos" para el acuerdo una vez que terminen las "estrategias de presión y chantaje", según publica hoy el diario Gara. No obstante, el colectivo señala que cualquier programa que "tenga como base" el binomio "arrepentimiento-delación, nace muerto y estéril", concluye la nota del EPPK, que agrupa a los presos que siguen la línea oficial de la dirección de la banda terrorista.

El colectivo de presos asegura además que el plan "no responde a lo que una amplia mayoría de la sociedad le ha pedido mil veces (al Gobierno): que cambie la política carcelaria". El EPPK, señala el periódico, percibe en el plan de ejecutivo "un reconocimiento del carácter político del colectivo, de la discrecionalidad de la política carcelaria y del fracaso de la denominada _vía Nanclares_".

En esta línea reclama que se desactiven las que califica de "medidas de excepción", como la dispersión, y que se comience a "posibilitar la excarcelación de los presos en el marzo de las condiciones democráticas".

No comments:

Post a Comment