Tuesday, May 22, 2012

Sent the new American spaceship

A las 9.44, hora peninsular, ha despegado desde la [base espacial de Cabo Cañaveral][1] (Florida) el cohete Falcon-9 con la cápsula Dragon, cuyo destino es la [Estación Espacial Internacional][2] (ISS). Tanto el cohete como la nave (sin astronautas a bordo) son desarrollos de la empresa SpaceX y se inscriben en la estrategia de la [NASA][3] de utilizar vehículos comerciales, desarrollados empresas privadas, para dar servicio a la base orbital (de momento, solo para cargas, pero posiblemente en el futuro también para tripulaciones).

El lanzamiento de este Falcon 9, que ha sufrido varios aplazamientos en los últimos meses, fue abortado en el último instante el pasado sábado. Justo cuando acabó la cuenta atrás y se había anunciado el despegue ("lift off"), el cohete se quedó clavado en la plataforma. Los responsables anunciaron poco después que un ordenador había impedido la partida al detectar que la presión era demasiado alta en la cámara de uno de los motores del lanzador. Los técnicos identificaron la causa a las pocas horas: una válvula que funcionó mal.

La Dragón lleva 500 kilos de suministros a la ISS (sobre todo alimentos y ropa) no imprescindibles en la base, ya que se trata de un vuelo de ensayo. Antes de aproximarse a la estación, la cápsula automática debe realizar diversas pruebas en órbita. Si todo se desarrolla según lo previsto, se dirigirá a la ISS, donde los astronautas que están allí se encargarán de agarrarla con un brazo robótico para engancharla a una de los puntos de atraque. En un ensayo de vuelo anterior, cumplido con éxito, un Falcon 9 lanzó una Dragón que posteriormente cayó al océano. En esa ocasión no se trataba de aproximar el vehículo a la ISS.

Space X, según su contrato con la NASA para este programa por valor de 396 millones de dólares, tiene que demostrar la viabilidad de ese sistema de transporte y, a continuación, iniciar la explotación del mismo con el envío de una docena de cápsulas a la ISS, cobrando por el total 1.600 millones de dólares. Otras empresas están trabajando también en esta nueva estrategia de la agencia espacial de derivar al sector privado los vuelos a la estación. El plan es que la NASA centre el desarrollo de su programa tripulado en objetivos más ambiciosos, como los viajes de astronautas a un asteroide o, tal vez, a Marte, pero no tiene aún ni plazos ni fechas para tales misiones.

[1]: http://www.nasa.gov/centers/kennedy/home/index.html
[2]: http://www.nasa.gov/mission_pages/station/main/index.html
[3]: http://www.nasa.gov/externalflash/spacex/index.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/sociedad/imagenes/2012/05/22/actualidad/1337672665_048828_1337672928_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment