Wednesday, May 23, 2012

The risk of nuclear accident is greater of the calculated thing

Un accidente nuclear catastrófico como los de Fukushima o Chernóbil puede producirse en algún lugar del mundo una vez cada 10 o 20 años, lo que significa una probabilidad 200 veces superior a las estimaciones realizadas en Estados Unidos en 1990, según un estudio dirigido por Jos Lelieveld, director del Instituto [Max Planck de Química][1] (Alemania). Estos nuevos cálculos están hechos partiendo del número de reactores nucleares para usos civiles en operación (440), pero los científicos advierten que otros 60 están en construcción.

Europa Occidental, donde la densidad de reactores es alta, puede sufrir cada 50 años un episodio de contaminación grave por cesio-137 (superior a 40 kilobequerelios por metro cuadrado, que es el nivel definido por la [Agencia Internacional de Energía Atómica][2]).

Estos investigadores, a la vista de los resultados que han obtenido, piden que se realicen análisis y evaluaciones con profundidad de los riesgos asociados a las plantas nucleares, según informa el Max Planck.

Sus cálculos para determinar la probabilidad de fusión del núcleo de un reactor con emisión al exterior en el mundo —y recuerdan que, hasta ahora, se han registrado cuatro: uno en Chernóbil y tres en Fukushima— se basan en el número total de horas de operación de los reactores nucleares existentes desde su puesta en funcionamiento. El informe no tiene en cuenta la fusión del núcleo de Three Mile Island, en 1979 en EE UU, porque fue una fusión parcial del núcleo. Los investigadores no distinguen entre tipo de planta o antigüedad, ni tienen en cuenta si están ubicadas en zonas de riesgo, por ejemplo sísmico.

En su trabajo, publicado en Atmospheric Chemistry and Physics, Lelieveld y sus colegas han utilizado modelos de ordenador, que simulan las condiciones meteorológicas, vientos y reacciones químicas en la atmósfera, para conocer los patrones de difusión de la contaminación radiactiva, centrándose en el cesio-137, un subproducto de la fusión del uranio.

Los resultados indican que, de media, solo el 8% de las partículas contaminadas se depositan en el suelo en un área de 50 kilómetros alrededor del accidente nuclear, el 50% supera un radio de 1.000 kilómetros y, aproximadamente, un 25% llegará más lejos de 2.000 kilómetros.

Al combinar estos datos con la distribución geográfica de los reactores en operación, los investigadores concluyen que si se produjese la fusión de un reactor nuclear en Europa Occidental resultarían afectados unos 28 millones de personas por contaminación de más de 40 kilobequerelios por metro cuadrado. En el sur de Asia, debido a la alta densidad de población, serían 34 millones, y en el este de Estados Unidos, entre 14 y 21 millones.

 

[1]: http://www.mpic.de/
[2]: http://www.iaea.org/

No comments:

Post a Comment