Wednesday, May 23, 2012

The regions confront this year victories by 35,782 million

Hace un par de días un consejero de Hacienda regional aludía a la obra anónima El arte de acumular deuda y no pagarlas, editado en París en 1822, para explicar la realidad que viven las comunidades autónomas ahogadas por sus obligaciones con los bancos. Uno de los capítulos del libro, explicaba el consejero con ironía, relata como se puede llevar una vida licenciosa acumulando deuda y pagando solo los intereses de la misma, sin necesidad de afrontar sus vencimientos.

Pero la realidad presenta un panorama diferente, más crudo, para las comunidades autónomas, que deben afrontar antes de que termine el año vencimientos de deuda por importe de 35.782 millones, según se desprende de los planes de equilibrio financiero (PEF) presentados por las comunidades ante el Ministerio de Hacienda. Este importe incluye tanto vencimientos a largo plazo como a corto, créditos, préstamos y emisiones de valores. Están incluidos, también, el endeudamiento de las universidades públicas y el resto de entes.

A esta cantidasd hay que añadir otros 15.000 millones correspondientes a la financiación del déficit previsto para este año, el 1,5% del PIB para la comunidades. Según esto, la necesidad de financiación de las administraciones regionales para este año podría superar los 45.000 millones. Para hacerse idea del volumen de la deuda regional, los vencimientos de deuda hace seis años eran de unos 5.000 millones. Un volumen fenomenal que elevará la [ya descomunal deuda de las comunidades en 140.083 millones.][1]

Ante esta situación, los Gobiernos autonómicos necesitan mucho dinero para devolver sus préstamos. El problema es que los mercados están cerrados. Apenas quedan unas grietas de confianza para las regiones más austeras. [La deuda de Cataluña, Murcia, Castilla La-Mancha o la Comunidad Valenciana tienen la calificación de bono basura][2], según la última valoración realizada por Moody´s la semana pasada. El Ejecutivo valenciano, el segundo con más deuda de España y que debe afrontar vencimientos por 8.120 millones en 2012, tuvo que ofrecer un tipo de interés del 7% a los mercados para colocar 500 millones en letras a seis meses. Esta operación, ejecutada a principios de mes, obligó a la Comunidad Valenciana a pagar un tipo superior al que los mercados piden a paises intervenidos como Grecia o Portugal.

Existe una gran concentración en los vencimientos. Cinco comunidades acumulan casi el 90% de estos (Cataluña, que tiene pagos por 13.476 millones; Comunidad Valenciana, 8.120 millones; Madrid, 2.694 millones; Andalucía, 2.440 millones y Castilla La-Mancha, 2.337 millones). Aunque su situación financiera no es igual.

"Hay mucha deuda a corto plazo. Es difícil determinar hasta qué punto es desfase de tesorería. Por eso es díficil determinar qué parte de la deuda a corto plazo se renueva", advierte César Cantalapiedra, consejero delegado de Analistas Financieros Internacionales (AFI). No obstante, precisa que gran parte de los vencimientos de la deuda a largo plazo se acumula en el último semestre del año. Según los cálculos de este experto los vencimientos de valores y de préstamos a largo plazo de las comunidades asciende a unos 20.000 millones de euros aproximadamente. Por ejemplo, La Rioja ha incluido créditos con vencimientos mensuales de 150 millones. O Madrid una línea de crédito de 1.100 en créditos a un año.

El problema de que los Gobiernos regionales acumulen mucha deuda a corto plazo provoca que aumente la ansiedad para buscar fórmulas de financiación. Por eso, casi todas presionan para que el Ministerio de Economía ponga en marcha los hispanobonos, emisiones conjuntas de las comunidades avaladas por el Tesoro. "Existe la percepción general [en el mercado y en las comunidades] de que va a haber un modelo diferente de financiación. Eso influye para que el mercado no responda en este momento porque espera un nuevo mecanismo", explica Cantalapiedra. [El Ejecutivo está reformulando este mecanismo para evitar que se diluya la responsabilidad de las regiones manirrotas][3] y estudia otros mecanismos para asistirlas.

El problema no es nuevo. [El año pasado algunas comunidades pidieron al anterior Gobierno socialista que avalara su deuda con la garantía del Estado][4] para evitar la quiebra. Castilla y León y la Comunidad Valenciana fueron las más beligerantes con este asunto que revelaba la delicada situación financiera de las autonomías.

Así vista, la situación es como la describió el citado consejero de Hacienda: "la realidad es como una de las criaturas de la célebre obra de Goya, _el sueño de la razón produce monstruos_".

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/03/16/actualidad/1331890467_894124.html
[2]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/17/actualidad/1337274941_240916.html
[3]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/16/actualidad/1337198954_058539.html
[4]: http://elpais.com/diario/2012/01/17/espana/1326754809_850215.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/05/22/actualidad/1337711094_209173_1337713165_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/05/22/actualidad/1337711094_209173_1337713165_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment