Friday, May 25, 2012

Rajoy looks for to agree to with Rubalcaba aid to banks and European policy

[Mariano Rajoy][1] no es un presidente que haya buscado el apoyo de la oposición. Al revés, él prefiere exhibir, en España y sobre todo fuera, que tiene una amplia mayoría absoluta que le permite gobernar sin negociar con nadie y tomar medidas drásticas en cualquier momento, incluso radicalmente opuestas a lo que prometió. En sus cinco meses al frente del Ejecutivo, Rajoy ha llamado muy pocas veces a [Alfredo Pérez Rubalcaba][2], el líder de la oposición. De hecho, la reunión que ambos tienen prevista hoy en La Moncloa se produce a iniciativa del líder del PSOE. Sin embargo, un pragmático como el presidente del Gobierno, aunque sigue empeñado en minimizar a Rubalcaba —[le cita un viernes a última hora de la tarde][3] y recibe antes al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran—, sí quiere aprovechar la charla para tratar de lograr algo.

Rajoy ha señalado en público que hoy buscará [un pacto con Rubalcaba para renovar el Tribunal Constitucional][4]. Y eso sin duda ocupará parte del encuentro. Sin embargo, hay otro asunto mucho más relevante tanto para el Gobierno como para el PSOE: la situación económica y en especial las dudas sobre los bancos españoles. El PP lleva el jueves al Congreso el decreto con la segunda reforma financiera en tres meses, que llega después de [la nacionalización de Bankia][5] y abre la puerta a la inyección de enormes cantidades de dinero público en los bancos con problemas.

Rajoy ya contó con el apoyo del PSOE en la primera reforma financiera. Fue prácticamente lo único en lo que se pusieron de acuerdo los dos partidos al inicio de la legislatura. Pero desde entonces, las relaciones se han tensado mucho, sobre todo desde que el PSOE decidió votar en contra de la ley de estabilidad.

Rajoy, agobiado por la situación de la prima de riesgo, que no mejora, intentará convencer a Rubalcaba para que respalde la segunda reforma financiera.

Los socialistas tienen muchas dudas, entre otras cosas porque el Gobierno no ha negociado nada y sobre todo porque parece tener la intención de aprobarlo como decreto sin aceptar la tramitación como proyecto de ley, que permite modificar el texto. El PSOE busca una negociación para cambiar varias cosas del texto, en especial porque creen que no hay suficientes garantías de que los españoles puedan recuperar todo el dinero público que se va a inyectar a la banca. Si no hay negociación sobre este asunto, y no parece fácil que la haya, aunque no hay que descartarlo, los socialistas se inclinan por el "no".

El Gobierno, apretado por la urgencia de la crisis, está aprobando prácticamente todas sus reformas por decreto, a toda velocidad, sin negociar nada con la oposición. "Le ha dado un ataque de soberbia, solo ofrece lentejas, las tomas o las dejas", resumió Rubalcaba en RNE.

Aún así, fuentes del PP confiaban ayer en que sea posible a lo largo de la semana, y tras la reunión de hoy, alcanzar un acuerdo entre los dos grandes partidos para la reforma financiera. Los socialistas tienen mucha presión del sector más a la izquierda porque en un momento de recortes sociales durísimos buena parte de la ciudadanía critica que se destine dinero al rescate de los bancos sin que se investigue a los responsables del agujero. Hace solo dos semanas, Rubalcaba vinculó la negociación sobre la reforma financiera a un replanteamiento de los recortes sociales.

Asunto central de la reunión será pues la situación económica. Rubalcaba ha pedido la cita para tratar de convencer a Rajoy de que apueste por su estrategia, similar a la del francés [François Hollande][6], que pasa por defender los eurobonos, plantear políticas de crecimiento y pedir un retraso en los objetivos del déficit. Rajoy no está de acuerdo con estas tres cuestiones, aunque ambos están muy cercanos en otros planteamientos, como el rechazo al rescate de los bancos españoles por parte de la UE o la necesidad de que intervenga el BCE.

Rubalcaba acude a La Moncloa con la esperanza de cerrar un "acuerdo básico" con Rajoy sobre Europa y la política económica, que se traduzca en una "posición común" de Gobierno y oposición en la cumbre europea de junio, según fuentes de la dirección socialista.

Habrá también un intento para resolver los temas pendientes, aunque el resultado es incierto: renovación del Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo. El 15 de febrero, [la última vez que se vieron y lo comunicaron][7] —hubo después una reunión secreta que desveló Rajoy—, pactaron renovarlos antes de junio.

Lo que no hará Rubalcaba es negociar [el presidente de RTVE][8], que también estaba pendiente. El jefe de la oposición entiende que el presidente ha roto el pacto al cambiar la ley, lo que le permite elegir al presidente con su mayoría absoluta del PP. Y por tanto no va a negociar este punto. Rajoy comunicará así en breve al elegido sin consenso.

[1]: http://politica.elpais.com/tag/mariano_rajoy/a/
[2]: http://politica.elpais.com/tag/alfredo_perez_rubalcaba/a/
[3]: http://politica.elpais.com/politica/2012/05/22/actualidad/1337716591_288570.html
[4]: http://politica.elpais.com/politica/2012/05/23/actualidad/1337802022_066399.html
[5]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/09/actualidad/1336559567_240280.html
[6]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/24/actualidad/1337878262_956877.html
[7]: http://politica.elpais.com/politica/2012/02/15/actualidad/1329285533_007795.html
[8]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/20/actualidad/1334923490_322624.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/24/actualidad/1337890113_895440_1337891154_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/24/actualidad/1337890113_895440_1337891154_noticia_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/24/actualidad/1337890113_895440_1337891154_noticia_grande.jpg

No comments:

Post a Comment