Thursday, May 10, 2012

“People died because she did not know what to do in a emergencia”

El 11 de mayo del año pasado, los aproximadamente 92.700 habitantes de Lorca fueron víctimas de dos [seísmos][1] de magnitud 4,5 y 5,1. [Murieron nueve personas, 300 resultaron heridas y las pérdidas superaron los mil millones][2]. Partidos, asociaciones, y ciudadanos de la localidad constituyeron una mesa solidaria que ya ha repartido unos 2,5 millones de euros entre los afectados, procedentes de donativos. Pero las víctimas se han venido quejando de falta de respuestas por parte de las Administraciones. Aún no ha comenzado la reconstrucción de los edificios que tuvieron que ser demolidos y en los que vivían unas 800 familias, según cálculos del Ayuntamiento. Otras 700 no pueden volver a sus casas porque no son habitables. Esta tarde hay convocada una manifestación para protestar por la situación. Al otro lado del teléfono, su alcalde, Francisco Jódar (PP), reconoce que tendrían que haberse adoptado otras medidas tras la tragedia, de la que dice que se han extraído lecciones por si volviese a ocurrir algo parecido.    **
**

**Pregunta**. ¿Cómo está Lorca un año después del terremoto?

**Respuesta**. Ha sido un año realmente difícil. La crisis económica no ha ayudado. No hay dinero en las Administraciones, ni en las empresas, ni en las familias. Las dos convocatorias electorales, con lo que ello supone de ralentización, tampoco nos han ayudado mucho. Hemos estado un año comprobando el error del camino que se emprendió desde el primer momento. En vez de un sistema de ayudas para que los ciudadanos solucionen sus problemas, hubiese sido más adecuada una ley de excepción que dejase en suspenso la legislación vigente, que no sirve para situaciones de emergencia. Ha sido un año en el que hemos estado exigiéndoles requisitos a los ciudadanos y que han hecho que, a fecha de hoy, aunque sí ha habido indemnizaciones del Consorcio, las ayudas escasamente hayan empezado a llegar. Un año en el que los ciudadanos, con mucho sacrificio, han estado reparando sus casas, sus locales comerciales,... Desde el Ayuntamiento hemos estado reparando los locales desde los que se imparten los servicios públicos, restaurando el patrimonio con algunos mecenas que nos están ayudando,…

Ahora empezamos con [un nuevo real decreto ley][3] que tapa algunas de las deficiencias que tenían los anteriores y que va a permitir la reconstrucción. Contempla ese préstamo ICO que hace que los problemas financieros dejen de serlo; ese agente edificador del SEPES, que crea el plan b para cuando los vecinos no sean capaces de ponerse de acuerdo; y esa tercera pata del banco que era necesaria: la oficina única. Antes la teníamos solo a nivel municipal y con escasos medios, para asesorar y acompañar a los vecinos en la reconstrucción de sus viviendas. Ahora estamos dotados con muchos más medios y es mucho más potente.

**P**. ¿Queda mucho por hacer?

**R**. Se ha hecho mucho y queda muchísimo por hacer. Queda reconstruir las viviendas, los locales comerciales, el patrimonio público y el patrimonio histórico artístico, y queda también reconstruir la economía del municipio. La catástrofe nos ha hecho entrar en una espiral de recesión económica que tenemos que superar. El real decreto ley da un plazo de nueve meses, que no pensamos agotar, para hacer el programa de inversiones que establece el Plan Lorca y que necesitamos para reparar también la economía municipal.

**P**. ¿Cuánto dinero necesita Lorca para volver a la normalidad?

**R**. El Plan Lorca establece 1.650 millones de euros. Hasta el momento, con el Consorcio de Compensación de Seguros y el gasto que ha tenido que hacerse con las emergencias, podríamos estar hablando de que han llegado entre 600 y 700 millones.

**P**. En cuanto a tiempo, ¿cuándo estará reconstruido el municipio?

**R**. El tiempo es muy difícil de calcular porque es una situación inédita para nosotros. Hay quien decía después del terremoto, que duró cuatro o cinco segundos, que por cada segundo necesitaríamos un año para reconstruir Lorca. Ojalá sea así y en cuatro o cinco años podamos estar como si el terremoto no hubiera ocurrido.

**P**. Además de las inversiones, ¿prevé el plan medidas por si se produjera otro seísmo?

**R**. La catástrofe nos ha enseñado muchas cosas. Una de las principales es que la legislación no sirve. Ni la legislación sobre emergencias, ni la legislación urbanística, ni la legislación sobre ayudas. Si alguna vez vuelve a suceder esto debería existir una norma de referencia para este tipo de emergencias. La urgencia del primer momento se acometió de forma ejemplar. Los desescombros, apuntalamientos, aseguramientos de casas, de monumentos,... se hicieron tan solo en 10 días.

Pero, ¿por qué murió la gente? La gente murió porque no había una conciencia exacta de lo que había que hacer en situaciones de emergencia. No fue porque se hundieron edificios, fue porque los vecinos salieron a la calle despavoridos y les cayeron trozos de fachadas que no estaban bien sujetos. Una de las primeras enseñanzas es que, en lugares con peligro sísmico como es Lorca, las decoraciones de las fachadas tienen que estar perfectamente sujetas, sin riesgo de que se caigan y la gente tiene que saber lo que tiene que hacer cuando se produce un movimiento sísmico, no dejarse llevar por el pánico.

[1]: http://www.elpais.com/graficos/espana/Terremoto/Lorca/elpgranac/20110512elpepunac_1/Ges/
[2]: http://elpais.com/diario/2011/05/14/espana/1305324002_850215.html
[3]: http://politica.elpais.com/politica/2012/03/30/actualidad/1333111408_705668.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/10/actualidad/1336640633_645312_1336644149_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/10/actualidad/1336640633_645312_1336644115_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment