Sunday, May 6, 2012

Of thieves to jewelers

La Policía Nacional ha clausurado en Madrid un establecimiento de joyería y compraventa de joyas que habían abierto unos butroneros para blanquear lo robado en otros establecimientos. La madre de uno de ellos regentaba el negocio.

En una operación anterior, en febrero, la Policía Nacional había detenido a cinco ladrones sospechosos de haber practicado 10 butrones en establecimientos de toda España. Los agentes comprobaron que los butroneros, especialistas en la técnica de la lanza térmica, llevaban un alto nivel de vida, con vehículos de alta gama y frecuentando restaurantes de lujo y casinos de varias ciudades.

La investigación económica reveló que uno de ellos, con el fin de blanquear parte de los beneficios obtenidos en los robos, había adquirido un _loft_ de diseño en Madrid, aunque era su madre la que figuraba como titular del inmueble. Continuando con las pesquisas reveló que a nombre de la madre también figuraba una sociedad mercantil dedicada a la orfebrería en Madrid.

La banda había invertido cerca de 35.000€ en acondicionar un local comercial en el que estableció el negocio, presuntamente utilizado para blanquear los beneficios obtenidos en los robos y para dar salida a joyas sustraídas en asaltos.

La operación policial ha concluido con el cierre del establecimiento, el cese de actividad de la empresa, y la intervención del loft, una cuenta bancaria y cuatro vehículos. Dos de los butroneros y cuatro cómplices, entre los que se encuentran la madre y la novia de uno de los ladrones, han sido imputados por un delito de blanqueo de capitales.

No comments:

Post a Comment