Saturday, May 5, 2012

Obama sends its campaign with two meetings in Ohio and Virginia

El presidente estadounidense, Barack Obama, inició este sábado oficialmente su campaña por la reelección con dos mítines en Ohio y Virginia. El mandatario pidió a los asistentes que mantengan su apoyo y reconoció que estas elecciones pueden ser mucho más ajustadas que las de 2008.

"Hemos llegado demasiado lejos como para dar la vuelta ahora", dijo Obama en la Universidad Estatal de Ohio, en la ciudad de Columbus. "Debemos avanzar hacia el futuro que imaginamos en 2008, donde todo el mundo tiene las mismas oportunidades y las mismas responsabilidades".

Con camisa blanca remangada y sin corbata, Obama defendió su candidatura a la reelección porque "todo el mundo debe jugar el mismo juego, debe tener las mismas normas, y conseguir las mismas oportunidades". El presidente utilizó como argumentos algunas de las medidas sociales que han marcado su presidencia, sobre todo en los últimos meses, como el acceso a los préstamos para estudiantes universitarios, la reforma sanitaria o la ayuda a los veteranos de guerra, todos ellos temas presentes en el discurso.

"No estamos aquí sólo para ganar una reelección, estamos aquí para continuar construyendo juntos esa América en la que creemos, y reforzar su clase media. Vamos a ganar estas elecciones al estilo antiguo, casa por casa, puerta por puerta", afirmó Obama al comienzo de su discurso. Como ya dijera la Primera Dama Michelle Obama en su introducción, insistió en que repite candidatura para recuperar "los valores de la nación".

"En este país la gente prospera cuando tiene una oportunidad. Cuando recibe una educación, cuando puede desarrollar sus capacidades. Y esta es la única manera de lograr que EEUU sea más fuerte", declaró Obama.

El candidato se refirió también a la importancia de hacer que la universidad sea más accesible para todos, "En el siglo XXI, la educación superior no puede convertirse en un lujo"; la igualdad, "Quiero que las mujeres controlen sus opciones de salud, igual que quiero que mis hijas tengan las mismas oportunidades que sus hijos"; [el compromiso con la reforma migratoria][1]: "Es el momento de dejar de negar la ciudadanía estadounidense a jóvenes responsables sólo porque sean hijos de inmigrantes indocumentados"; y el apoyo a los veteranos de las guerras de Irak y Afganistán: "Mientras yo sea presidente, ningún veterano de guerra quedará desatendido".

Obama no prescindió durante su discurso de uno de los momentos clave de su presidencia, la muerte de Osama Bin Laden. "Ya no es una amenaza para este país y Al Qaeda está en vías de desaparición" afirmó, defendiendo que, después de invertir tan importantes recursos en las guerras, Estados Unidos debe tomar una decisión importante en noviembre. "Lo único que tenemos que reconstruir ahora es este país. Esa es la elección que debemos hacer: si queremos rehacer nuestras carreteras, nuestros puentes, nuestras redes digitales".

El presidente no dudó en atacar al que con toda probabilidad será su rival en noviembre, el exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, describiéndole como un político más cercano al mundo de las finanzas y las grandes empresas. "No le vamos a dar ninguna oportunidad. Estas no son unas elecciones cualquiera. No podemos dar vuelta atrás ahora que empezamos a reforzar la clase media de este país", dijo Obama, inspirando cánticos de "four more years" -cuatro años más- en el pabellón universitario.

"Romney es un patriota que ha criado una familia maravillosa y ha tenido una carrera de la que debe estar orgulloso, pero aprendió las lecciones equivocadas por el camino", aseguró el candidato, acusando a su rival de dar lecciones de economía cuando los ciudadanos explican sus dificultades, de no conocer sus verdaderos problemas y de defender propuestas que sólo harán retroceder al país.

Obama ofreció un discurso que dejó atrás la propuesta de cambio y esperanza que hiciera hace cuatro años, para apostar por la consolidación del avance del país, que sigue sin mostrar signos de recuperación económica suficientemente drástica. "¿Estamos satisfechos?", preguntó Obama a los asistentes. "Por supuesto que no, pero estamos haciendo avances y ahora nos toca elegir, pero los republicanos insisten en que volvamos a las mismas políticas que provocaron este desastre".

El presidente celebró este sábado los dos primeros actos oficiales de su campaña en dos Estados que serán decisivos en noviembre, Ohio y Virginia. Obama vencería en ambos en 2008 y [las encuestas más recientes prevén][2] una victoria del presidente sobre Romney en Virginia (46% frente a 41%) y en Ohio (47% frente a 43%).

Obama estuvo acompañado de su esposa Michelle, quien aprovechó su discurso de presentación para recordar la importancia de los voluntarios y de los jóvenes que votarán por primera vez en noviembre. "Barack os necesita", dijo la primera dama, insistiendo en que el resultado de las elecciones puede acabar decidiéndose "por unos miles de votos".

[1]: http://cort.as/1xl6
[2]: http://cort.as/1y81
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/05/actualidad/1336248290_512383_1336248742_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/05/actualidad/1336248290_512383_1336248742_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment