Tuesday, May 1, 2012

Nicholas Sarkozy makes a show of force and takes the center from Paris

Si los mítines son ejercicios de drama teatral para convencer a los ya convencidos, Nicolas Sarkozy ganó este martes el pulso en las calles de París a [Marine Le Pen][1]. Arrastró bastante más fieles el presidente candidato al Trocadero, con la torre Eiffel al fondo, [que la líder del Frente Nacional ante la también emblemática y grandiosa Ópera Garnier][2]. Los sarkozystas salieron robustecidos de su festival, convencidos de que aún tienen posibilidades, pese a los sondeos, y que la suerte se jugará realmente en el debate televisado de este miércoles. No les enfrió el ánimo la decisión de Le Pen a dar libertad de voto a los suyos, que ante la misma fachada de la ópera se traducía en absoluta dispersión (blanco, abstención, votos por Sarkozy y votos por Hollande). "Al menos no ha pedido que se vote contra Sarkozy", decía en el Trocadero un seguidor presidencial, que prefería ver la botella medio llena. "Podía haber sido más violenta".

Banderas tricolores, aplausos y consignas coreadas hubo en cantidad en los dos mítines del centro y la derecha en París, y más variedad social en el redil lepenista que en el de Sarkozy, en el que dominaba el público acomodado. Entre los fieles de Le Pen, una futura candidata para las legislativas de la recién bautizada Unión Azul Marine. "Ahora dudo de votar a Sarkozy, porque cuanto más voto en blanco haya más peso tendremos para la legislativas", cavilaba Raphaëlle, absolutamente novel en política. En las elecciones de 2002 ella estaba en España y sus amigos se hacían cruces de que votara "por los fascistas y racistas" del Frente Nacional. "Dos de ellos vinieron luego a Francia y al llegar al aeropuerto y ver gente de tantos colores creyeron que se habían equivocado de país. En Saint Etienne, donde vivo, hay más extranjeros que franceses. [Así no se les puede adaptar][3]".

Dos matrimonios amigos, al final de una vida laboral recorrida en posiciones de alta formación universitaria, votantes de Marine Le Pen el pasado 22 de abril se desperdigaban ante la cita de este domingo: dos votarán a Sarkozy, uno a Hollande y otra se abtendrá. El votante socialista lo hará porque Hollande es un ["hombre de consenso, frente al desequilibrado que es Sarkozy"][4]. Pero este economista es pesimista sobre el futuro. "Aquí la situación va ser peor que en España. Allí hubo una burbuja inmobiliaria. La economía privada se puede arreglar. El problema de Francia es que tenemos un Estado hipertrofiado. Aquí el problema es político"

Los sarkozystas del Trocadero sacaban fuerza del número. "Que seamos tantos es buena señal", comentaban cuatro amigas ya maduritas. Se deshacían en elogios a Sarkozy mientras en el entorno de Hollande sólo ven insuficiencias. "Francia necesita un presidente director general, y Sarkozy lo es. Los socialistas son sólo políticos, no gestores".

Igual que entre los lepenistas, entre los sarkozystas también aparece España como ejemplo que pone los pelos de punta. "Si Hollande gana será una catástrofe económica, como en España", concuerdan las amigas, idea en la que abunda un grupo de jóvenes bretones llegados a París para la ocasión: ["Tenemos amigos en España y no queremos sufrir su suerte, como con Zapatero"][5].

Los bretones aventuran que Sarkozy ganará con el 50,3% y creen que a ello ayudará la libertad de voto que ha dado Le Pen a sus electores, pero más confían en el debate de televisión. "Va a ser clave", piensan. "Sarkozy se va a comer a Hollande asado al horno con patatas".

Tres generaciones de la familia Moutel se encuentran de forma imprevista en el mitin y salen reconfortadas de "esta magnífica manifestación". "Sarkozy no es perfecto, pero está en mejor situación que Hollande para hacer frente al futuro, por experiencia y por cómo ha gestionado la crisis", dice el hombre de la generación mediana. No sabe qué lectura hacer de la libertad de voto de los lepenistas, pero el abuelo cree que "Sarkozy tiene una reserva de votos, la gente que no dice que va votar por él porque está mal visto hacerlo después de todos los ataques que ha sufrido".

[1]: http://internacional.elpais.com/tag/marine_le_pen/a/
[2]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/01/actualidad/1335871176_878369.html
[3]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/04/26/actualidad/1335464809_029499.html
[4]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/04/24/actualidad/1335294839_253739.html
[5]: http://economia.elpais.com/economia/2011/10/25/actualidad/1319527992_850215.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/01/actualidad/1335896375_878723_1335896515_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/01/actualidad/1335896375_878723_1335897995_noticia_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/01/actualidad/1335896375_878723_1335897995_noticia_grande.jpg

No comments:

Post a Comment