Tuesday, May 15, 2012

The new elections in Greece precipitate the fall of stock-market

Grecia se ha convertido de nuevo en el argumento de los inversores para mantenerse alejado de los mercados. Los titubeos de la mañana se han convertido en claras órdenes de venta, tanto en renta variable como en deuda, a partir del anuncio de que habrá nuevas elecciones en el país heleno -previsiblemente en junio- tras el fracaso del enésimo intento de formar Gobierno. Tras una mañana de titubeos, poco después de las 15.00, el Ibex precipitaba su descenso hasta el 2,27% y se situaba en 6.654,2 puntos. La prima de riesgo, exceso de rendimiento que se exige al bono español a 10 años respecto a su equivalente alemán, también ha encontrado una excusa para escalar hasta 489 puntos básicos.

La jornada ha empezado con un bálsamo para los mercados europeos, tras las turbulencias de ayer, en el anuncio de que [la economía alemana creció un 0,5%][1] en el primer trimestre, por encima de lo que se esperaba. El dato ha sorprendido favorablemente a los inversores, que esperaban un aumento del PIB del 0,1% (tras una caída del 0,2% en los tres últimos meses de 2011) y ha compensado las notas grises del día: el nulo crecimiento de Francia entre enero y marzo, a pesar de que creció ligeramente en los tres meses previos, y las contracciones de Italia (-0,8%), Holanda (-0,2%) y Portugal (-0,1%).

Pero el estímulo no ha sido duradero en la Bolsa española. El Ibex 35, que en las última semanas está siendo vapuleado por el castigo a las entidades bancarias, en pleno proceso de saneamiento, hoy iniciaba el día con una subida del 0,6% que poco después llegaba hasta el 1,22%.

Pero tras casi una hora de negociación, las fuerzas que actúan como lastre de las cotizaciones (la incertidumbre creada por la desconfianza en la situación real de los balances bancarios y la posibilidad de que Grecia acabe por abandonar la eurozona) volvían a actuar y el Ibex frenaba su ascenso y titubeaba hasta la frontera entre las ganancias y los números rojos.

El resto de las plazas europeas aguantaban las subidas con el sostén del dato de crecimiento alemán hasta el anuncio del fracaso en la formación de Gobierno en Grecia y el horizonte de nuevas elecciones. Uno hora antes del cierre, Londres perdía un 0,46%, París un 0,45%, Fráncfort un 0,66% y Milán un 1,84%.

La prima de riesgo, que ayer marcó un máximo histórico desde la creación del euro acusa la mismas fuerzas que hunden la Bolsa. En su caso, esos factores agravan el riesgo de insolvencia de la deuda soberana española y por ello se amplía el diferencial entre el bono español y el alemán.

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/15/actualidad/1337072825_826313.html

No comments:

Post a Comment