Friday, May 18, 2012

Merkel asks the Greeks that they celebrate a referendum on the Euro

La [canciller alemana Angela Merkel][1] sugirió este viernes que se convoque un referéndum sobre la permanencia de Grecia en la zona euro en paralelo a las elecciones previstas para el 17 de junio, según anunció el Gabinete del primer ministro griego de transición. Durante una conversación telefónica con el presidente griego Karolos Papoulias, Merkel "evocó la idea de organizar un referéndum paralelamente de las elecciones para preguntar si los ciudadanos griegos desean o no permanecer en la zona euro", señala un comunicado de la oficina del primer ministro. "Sin embargo está claro que supera las competencias del Gobierno en funciones". Estas declaraciones se produjeron en el mismo momento en que el comisario europeo de Comercio, Karel de Gucht, ha saltado a la arena con estrépito al decir que tanto en el Banco Central Europeo (BCE) como en la Comisión se están preparando planes ["por si Grecia no lo consigue"][2], idea secundada desde Berlín por un Gobierno que se dispone "para cualquier eventualidad".

La cancillera alemana se opuso a la idea de un referéndum en Grecia cuando el entonces primer ministro Yorgos Papandreu propuso hacer una consulta sobre el paquete de medidas de austeridad. Papandreu dejó el puesto unos días después y fue remplazado por un Gobierno tecnócrata encabezado por Lucas Papademos.

Ante este pimpampúm verbal, la Comisión apenas puede reiterar que ya lleva dos años diciendo que [está muy interesada en la continuidad de Grecia en la zona euro][3] y que "no hay ningún plan de salida" de Grecia, según puntualizó un portavoz del presidente, José Manuel Durão Barroso.

De Gucht utiliza en declaraciones al periódico belga flamenco _De Standaard_ una metáfora inquietante: "Estamos al final de la partida y no se cómo va a acabar". "En el Banco Central Europeo y en la Comisión se está trabajando en planes de emergencia por si Grecia no lo consigue", señala el comisario, que pretende calmar los ánimos con una apostilla: "La salida de Grecia no significa el fin del euro, como algunos proclaman".

A De Gucht le han desmentido raudos su jefe y algún que otro compañero de Comisión, pero hay que decir en su favor que él fue el primero en revelar que Bruselas supo durante años, por más que lo callara, que Grecia estaba engañando con sus cuentas.

En Berlín, una portavoz del ministro de Finanzas, el influyentísimo Wolfgang Schauble, no se andaba por la ramas. "El Gobierno griego tiene la responsabilidad ante sus ciudadanos de estar preparado para cualquier eventualidad", lo que puede perfectamente ser otro modo de decir lo que dice De Gucht. Es más, Schauble sigue el juego de De Gucht sobre la suerte del euro y declara que es cuestión de aguantar un par de años más: "Con respecto a la crisis de confianza en el euro veremos a los mercados financieros calmarse en un plazo de 12 o 24 meses".

El Ejecutivo comunitario reaccionó de inmediato a la ruptura de la _omertá_ sobre Gracia por parte del comisario belga de Comercio. "La Comisión Europea desmiente firmemente que esté trabajando con planes de salida de Grecia de la zona euro", tuiteó el portavoz presidencial Olivier Bailly, que recordó también cómo tanto Barroso como su vicepresidente y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, "llevan diciendo desde hace dos años que la Comisión desea que Grecia siga en el euro. ¡Eso sigue siendo verdad! No hay ningún plan de salida para Grecia".

El propio Rehn reiteró el mensaje negativo sobre planes de salida helenos ante la televisión británica en una ofensiva verbal que hizo más llamativo el silencio del día anterior de Barroso en la Asamblea General de Naciones Unidas, donde se saltó la lectura del párrafo de su discurso que insistía en el compromiso de toda la UE con Grecia y el euro: "Por lo que respecta a Grecia, quiero reafirmar con total claridad que queremos que Grecia continúe en la zona euro. Y la Unión Europea hará todo lo necesario para conseguirlo".

En otro momento de su entrevista, De Gucht manifiesta que a su juicio Grecia acabará por seguir en el euro y puestos a echar hilo a la cometa especula con la celebración de una tercera consulta electoral en forma de referéndum, en caso de que los griegos no respondan dentro de un mes en las urnas como Bruselas desea.

De Gucht dice también que los griegos deben quitarse de la cabeza la idea de que es posible negociar términos más flexibles para su rescate: "No hay margen. Apenas se logra una disminución de la deuda con el programa que está sobre la mesa". No hay alternativa. "Grecia debe cumplir los acuerdos alcanzados. Es la única salida racional que tiene el país". Aun así, él mismo reconoce que la situación no es la más propicia para tener la cabeza fría: "Están desesperados". No obstante, los sondeos de opinión suenan bien en Bruselas al sugerir que los griegos aceptan a los partidos que acatan el gravoso plan de rescate.

[1]: http://elpais.com/tag/angela_merkel/a/
[2]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/15/actualidad/1337098208_342551.html
[3]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/16/actualidad/1337153365_533682.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/18/actualidad/1337362280_249703_1337362589_noticia_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/18/actualidad/1337362280_249703_1337362589_noticia_grande.jpg

No comments:

Post a Comment