Monday, May 14, 2012

The judge imputes to another exdirectivo of CACSA by `Nóos' case

El juez que instruye el _caso Nóos_ -la supuesta trama en torno al instituto que fue presidido por el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin- ha iniciado esta mañana una [jornada maratoriana con 15 testificales en Valencia][1], en una sala de la Ciudad de la Justicia, en relación con los contratos firmados por la Generalitat valenciana y el Ayuntamiento de la ciudad con el Instituto Nóos para organizar diversos eventos.

Las declaraciones, que han comenzado a las 10.00 y se prevén hasta las 20.00, ya han arrojado cambios en la investigación. La fiscalía y las acusaciones han pedido la imputación de María de los Ángeles Mallent, que era la responsable de los servicios jurídicos de CACSA  (Ciudad de las Artes y de las Ciencias, SA), dependiente de la Generalitat, cuando se firmaron los contratos con Nóos. El fiscal ha solicitado la imputación por la supuesta falta de celo de Mallent a la hora de informar de las contrataciones entre CACSA y Nóos. El magistrado ha aceptado la petición y ha imputado a Mallent por supuesta prevaricación.

Según la fiscalía, la imputada no realizó los preceptivos informes sobre la necesidad y utilidad pública de contratar con el instituto de Urdangarin, y no puso el debido "celo" a la hora de revisar los acuerdos por los que el Instituto Nóos cobró más de tres millones de euros.

Junto a Mallent, están imputados en esta investigación, entre otros, varios exresponsables más de CACSA ([Jorge Vela][2], Elisa Maldonado, José Manuel Aguilar), el empresario Miguel Zorío y la actual secretaria general de la Delegación del Gobierno y anteriormente subsecretaria de Presidencia, Isabel Villalonga. 

La larga jornada de comparecencias en calidad de testigos ha arrancado con el expresidente del Valencia CF Francisco Roig. Y a él le han seguido el presidente del Villarreal, Fernando Roig, y otro exdirigente del Valencia, Juan Bautista Soler.

En la lista de testigos también aparecen, entre otros, el vicealcalde de Valencia y [portavoz del PP en el Consistorio, Alfonso Grau][3]; el gerente de Turismo de Valencia, José Salinas José Salinas; Luis Lobón, quien en 2004 era secretario autonómico de Turismo y Proyectos Estratégicos de la Generalitat valenciana, y la nueva imputada, María de los Ángeles Mallent.

Los testigos están incluidos en la pieza del [_caso Palma Arena_][4] abierta para investigar los contratos que reportaron [3,1 millones de euros públicos al Instituto Nóos][5] por organizar en Valencia tres cumbres sobre turismo, cuando lo presidían Iñaki Urdangarin y su socio, Diego Torres. En las declaraciones está presente el abogado del Duque de Palma, Pascual Vives.

Tras su declaración, Francisco Roig ha asegurado a los periodistas que se ha ratificado en su comparecencia anterior en relación con esta causa. Preguntado por los medios por si se arrepiente de algo, ha dicho: "En la vida solo me arrepiento de no haber dejado de fumar, y ahora ya no fumo". Sobre su declaración, Francisco Roig ha afirmado que se ha ratificado "en todo" lo que dijo, aunque no ha concretado más.

El segundo en comparecer ha sido el presidente del Villarreal, Fernando Roig, cuyo equipo descendió este domingo a Segunda División. Roig, que iba acompañado de su hijo, ha destacado:  "Lo que he dicho lo sabe el juez, lo conoce perfectamente. No voy a hacer ningún comentario más y ruego que respeten el día de dolor que llevo", ha pedido.

En una anterior declaración ante la Policía Judicial y fiscal, Fernando Roig explicó que entró en contacto con Nóos para pedirle un informe, estudio y colaboración con el fin de buscar una esponsorización del campo de fútbol. Aseguró entonces que creía que fueron Diego Torres e Iñaki Urdangarin quienes le llamaron para ofrecerle sus servicios y mantuvo una reunión con ambos tras la que les pidió que le remitiesen las condiciones de servicio y su precio.

El objeto de Nóos era hacer el informe y ayudar al Villarreal a buscar patrocinador, pero no llegó a buscar cliente alguno ya que no tenía ese encargo. Si se presentaba algún cliente tenía la obligación de facilitar el contacto con el equipo.

El Villarreal contrató con dos empresas distintas cuyo objeto es la búsqueda de patrocinios para el equipo en un régimen de comisión por intermediación. En uno de ellos el club abonó 500.000 euros como provisión de fondos, mientras que en el otro están abonando actualmente 2.000 euros mensuales durante un periodo de seis meses.

Nóos entregó en marzo de 2007 un informe de 13 páginas -incluida una para la portada, otra para el índice, una más de introducción y la última de "conclusiones", que ocupa solo tres párrafos- en el que se aseguraba que el Villarreal podía obtener entre 3,6 y 3,8 millones de euros por "esponsorizar" su estadio.

Al exponerle a Roig que "resulta difícilmente creíble que se abonen más de 600.000 euros por un informe de estas características", explicó que creía que era un "buen contrato y era una buena ocasión de encontrar un _sponsor_, ya que estimaba que los responsables de Nóos tenían capacidad para conseguir el objetivo".

Roig explicó en esa declaración que no discutió el precio y señaló que contrató a Nóos "básicamente" porque Urdangarin era el presidente y era la persona en la que confiaba que pudiese conseguir un patrocinio.

### Soler, "muy tranquilo"

El tercero de los empresarios que ha comparecido ha sido el también exdirectivo del Valencia Juan Bautista Soler, quien únicamente ha querido decir que está "muy tranquilo".

En su declaración anterior, Soler afirmó que contrató con el instituto Nóos porque [se "sintió" obligado porque se lo pidió el Duque de Palma][6], después una reunión a la que asistió junto a otros empresarios convocados por Presidencia de la Generalitat en la que algunos de los asistentes coincidieron en que había algo de "tufo".

En esa declaración, igualmente como testigo, recordó haber abonado una cantidad de dinero en 2005, aunque afirmó que no era partidario de hacerlo, ya que la entidad estaba en pérdidas, pero se sintió obligado a darlo porque era Urdangarin quien lo pedía.

Soler explicó que a través de la Consejería de Presidencia se le citó junto a otros empresarios para que acudiese al Museo Príncipe Felipe de Valencia a un acto que organizaba el instituto Nóos, en la que los ponentes, entre lo que estaba Urdangarin, expusieron las bondades del Instituto y las necesidades económicas que tenían para desarrollar proyectos.

Tras ese primer encuentro Nóos fue concertando reuniones con los asistentes y Soler mantuvo un encuentro con Urdangarin que se celebró en la sede del Valencia Club de Fútbol y en la que, junto con otras personas que no recordó entonces, hablaron sobre el evento Valencia Summit.

El magistrado ordenó a finales del pasado año una serie de diligencias en Valencia, entre ellas, la personación de agentes de la Policía Judicial y del fiscal de Baleares en dependencias de la Ciudad de las Artes y las Ciencias para tomar declaración como testigos a diversos trabajadores de la empresa.

Asimismo, el fiscal tomó declaración a altos cargos de la Generalitat y del Ayuntamiento de Valencia por los pagos realizados al Instituto Nóos. En concreto, fueron interrogados el ex director general de CACSA, Jorge Vela, actual responsable del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF); José Manuel Aguilar, también exdirector de la entidad; así como José Salinas y Alfonso Grau.

[1]: http://elpais.com/diario/2012/01/11/cvalenciana/1326313085_850215.html
[2]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/13/valencia/1334343881_546038.html
[3]: http://elpais.com/elpais/2011/12/30/actualidad/1325236622_850215.html
[4]: http://ccaa.elpais.com/tag/caso_palma_arena/a/
[5]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/02/26/valencia/1330293516_342559.html
[6]: http://elpais.com/elpais/2012/01/03/actualidad/1325582221_850215.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/05/14/valencia/1336984647_514119_1336984794_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/05/14/valencia/1336984647_514119_1336984794_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment