Thursday, May 3, 2012

The journalists vindicate a free information of pressures

La crisis económica afecta de lleno a la prensa. Mientras trata de adaptarse al universo digital, el sector ha perdido en España en cuatro años alrededor de 6.200 empleos y 57 medios de comunicación (desde las cadenas de televisión CNN+ y Veo 7 a los diarios [_Público_][1] y _Tribuna de Salamanca_) han echado el cierre. Porcentualmente, se ha dejado en el camino tantos puestos de trabajo como la construcción, según denuncian las asociaciones profesionales, que hoy salieron a la calle para reclamar una prensa libre, plural e independiente.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, este colectivo defiende un periodismo ajeno a las presiones y "servidumbres" políticas y económicas, como fórmula para devolver a los medios la credibilidad. La [Asociación de la Prensa de Madrid][2] (APM) abogó hoy por el rigor profesional y por una información veraz, rigurosa y contextualizada.

Bajo el lema _Sin periodistas no hay periodismo y sin periodismo no hay democracia_, la [Federación de Asociaciones de Periodistas de España][3] (FAPE) celebró manifestaciones en medio centenar de provincias para reivindicar la libertad de prensa. "Es una conquista de nuestra sociedad democrática, pero en los últimos tiempos comprobamos un alarmante aumento de las restricciones, como son las ruedas de prensa sin preguntas o los contenidos enlatados por los partidos", señala el manifiesto leído en todas las concentraciones. La de Madrid contó con la asistencia de Iñaki Gabilondo, Fran Llorente, Àngels Barceló, Jesús Maraña, Miguel Ángel Aguilar, Nativel Preciado y Joaquín Estefanía, entre otros.

Durante la jornada, [Reporteros sin Fronteras][4] denunció que en lo que va de año han sido asesinados 21 periodistas —a los que se suman dos fotoperiodistas hallados ayer sin vida y con señales de tortura en el puerto de Veracruz (México)— y seis blogueros que suministraban información desde zonas de conflicto. Esta ONG señala con el dedo acusador a los principales "depredadores de la prensa", una lista negra de enemigos de la libertad en la que destaca al presidente sirio, Bachar el Assad, y a las milicias somalíes, a las que considera "verdaderos carniceros".

A su vez, el [Comité para la Protección de los Periodistas][5] ha publicado la lista de los países en los que más amenazado está el derecho a la información, encabezada por Eritrea, Corea del Norte, Siria e Irán. Son naciones con una rígida censura, zonas herméticas para los reporteros extranjeros —acosados o perseguidos—, con un impermeable bloqueo informativo y donde los medios son controlados por el Gobierno de turno.

[1]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/24/actualidad/1330082452_214403.html
[2]: http://www.apmadrid.es/
[3]: http://www.fape.es/
[4]: http://www.rsf-es.org/
[5]: http://cpj.org/es/
Enclosure: http://ep00.epimg.net/sociedad/imagenes/2012/05/03/actualidad/1336074596_958073_1336075053_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/sociedad/imagenes/2012/05/03/actualidad/1336074596_958073_1336075053_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment