Sunday, May 20, 2012

Interior and Basque Government agree in the bet by the reintegration

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el Gobierno vasco coinciden en impulsar la reinserción de los miembros de ETA, tal y como se ha puesto de manifiesto en el Congreso sobre Memoria y Convivencia organizado por el Ejecutivo vasco.

Fernández Díaz ha reiterado que "el camino de la reinserción individual en el ámbito de la ley" de los presos de ETA es la que va a defender el Gobierno por ser "el que más se ajusta a la Constitución y a lo que quiere la inmensa mayoría de la sociedad española".

El titular de Interior ha advertido este domingo de que "hasta que la izquierda abertzale no exija a ETA su disolución incondicional no puede pedir" al Gobierno que le dé "la más mínima credibilidad a su supuesta voluntad de perseguir objetivos políticos en las instituciones".

El ministro ha cerrado hoy el Congreso sobre Memoria y Convivencia organizado por el Gobierno Vasco y que se ha desarrollado durante toda esta semana en Bilbao. Antes de su intervención, ha mantenido un encuentro con el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares.

El ministro ha reprochado a la izquierda abertzale que "los que pretenden ahora ondear la bandera de la paz aspiraban hasta hace poco a destruir las instituciones que ahora ansían ocupar. Todavía estamos esperando que le pida a ETA su disolución incondicional".

El ministro ha aprovechado su discurso para lanzar tres mensajes. El primero pasa por que el comunicado de abandono de la violencia del pasado 20 de octubre significa "el triunfo del Estado de derecho sobre la barbarie terrorista", a su juicio, "gracias al trabajo de las Fuerzas de Seguridad del Estado, de los jueces y fiscales, y al empeño de la sociedad civil, que nunca se han doblegado".

"Ha sido un triunfo colectivo, de todos los demócratas, aunque haya sido construido sobre el sufrimiento, que jamás olvidaremos, de más de 800 muertos y miles de heridos".

El segundo de los mensajes ha sido lanzar un recuerdo de "emoción y cariño" hacia la sociedad, por haber reclamado el fin del terrorismo de forma pacífica, y "sin que nadie se haya tomado la justicia por su mano". Un "triunfo moral" frente al terrorismo, ha subrayado.

En tercer lugar, ha destacado la "lección" que han dejado las víctimas de ETA, de las que ha dicho que "han llevado hasta aquí" a la sociedad "con su fe en el Estado de derecho". "Nos han guiado a todos y es sobre su memoria desde donde tenemos que construir juntos el futuro de nuestra convivencia".

En el mismo acto de clausura, el consejero de Interior, Rodolfo Ares, también ha exigido a la izquierda abertzale que pida la desaparición definitiva de ETA. En su discurso, el consejero ha animado al ministro a seguir apoyando la política de reinserción para los presos que se alejen de la violencia y reconozcan el daño causado.

El consejero ha realizado una referencia, sin citarla, a la etarra Carmen Gisasola, que fue invitada por el Gobierno Vasco a participar en este congreso pero cuya presencia fue vetada por el Ministerio del Interior. Ares ha dicho que "nos hubiera gustado contar con más testimonios de otras víctimas y de personas que, habiendo cometido asesinatos, se han alejado de la violencia y están decididas a recorrer el camino de la reinserción".

Tras acabar el acto, preguntado por los periodistas sobre este asunto, el ministro del Interior se ha limitado a mostrar su convencimiento de que este congreso "contribuirá a cicatrizar las heridas" causadas tras décadas de terrorismo.

Respecto a su reunión con Ares, Fernández Díaz ha explicado que se ha tratado de un encuentro "largo, extenso y muy productivo" en el que han analizado la situación de ETA y la política penitenciaria desde una "absoluta sintonía".

No comments:

Post a Comment