Wednesday, May 23, 2012

In the hope of Rajoy and Rubalcaba

Parlamentarios de todos los colores se preguntan qué querrán decir los magistrados del Tribunal Constitucional cuando aseguran que tomarán "medidas drásticas" si los grupos políticos siguen manteniéndoles en situación de "caducados". La mayoría solo podía concluir que tras su amenaza está la dimisión y, por tanto, la paralización de los numerosos recursos que aguardan el dictamen de Sus Señorías. Junto a la pregunta, el aviso de los magistrados volvió a poner de manifiesto la causa de su enfado, cual es el enfrentamiento pétreo, largo y sostenido en el tiempo del PP y del PSOE. Los dos se acusaron de bloquear la renovación. Pero ellos tienen las manos atadas.

La esperanza ahora está en la reunión que mantendrán el viernes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y que, además, de la situación del sistema financiero se aborde la renovación de los órganos constitucionales pendientes. Como anticipo sus dos representantes parlamentarios, Alfonso Alonso, del PP, y Soraya Rodríguez del PSOE, se mostraron comprensivos con la nota doliente del Tribunal Constitucional, para enseguida enzarzarse entre ellos y proclamar que la culpa era del otro.

Lo cierto es que por segunda vez en algo más de un año los magistrados del Tribunal emplazan a los grupos parlamentarios a que cumplan con su obligación constitucional de elegir a sus miembros. El presidente del Congreso, Jesús Posada, solicitó anovche a los partidos que atiendan la petición del Constitucional. La historia se repite en poco tiempo ya que el anterior presidente de la Cámara Baja, José Bono, con más énfasis y más dramatismo, instó a los grupos políticos a que hicieran un esfuerzo por superar sus diferencias.

Se les pedía hace un año y se les pide hoy que se pongan de acuerdo para renovar a los tres magistrados cuyo mandato cumplió en 2010: Eugenio Gay, Javier Delgado y Elisa Pérez Vera. Los tres presentaron su dimisión ante el presidente, Pascual Sala, pero éste no se la aceptó con el argumento de la responsabilidad. Además de renovar a esos tres magistrados está pendiente de proveer la vacante del magistrado Roberto García Calvo que falleció en 2008. A todos ellos les debe elegir el Congreso ya que los electos por el Senado vieron la luz, por fin, el verano pasado después de tres años de bloqueo.

La cronología muestra a las claras que no ha habido posibilidad de renovar los órganos constitucionales durante el tiempo de Gobierno del PSOE. "Dejen de utilizar la minoría de bloqueo para que se pueda proceder a la renovación", pedía ayer al PSOE el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso. Exactamente el mismo requerimiento que el representante del Grupo Socialista, en el Gobierno, hacía el año pasado, y el anterior, y así hasta un trienio, al Grupo Popular, entonces en la oposición.

Durante muchos meses el bloqueo se produjo por el veto del PSOE a Enrique López, magistrado al que no reconocían el tiempo necesario para acceder al Tribunal. Ahora ni siquiera se ha empezado a hablar pero sí hay un compromiso entre Rajoy y Rubalcaba para proveer las vacantes de éste y otros órganos pendientes antes de que termine el mes de junio."El PSOE debe dejar de bloquear la elección de miembros", reconvino ayer el popular Alfonso Alonso. "¿Nosotros?", se preguntaba la portavoz socialista, Soraya Rodríguez.

Esta dirigente trata de escribir la Historia de otra manera y empieza por recordar que Rubalcaba le ofreció a Rajoy en sus entrevistas del mes de marzo - una pública y otra secreta – su voluntad de negociar las vacantes pendientes, "después del bloqueo sistemático del PP" de los años anteriores. "Lo siguiente que nos encontramos es un decreto–-ley por el que se cambian las reglas de juego para elegir al presidente de RTVE y se elimina la necesidad de contar con la oposición", se dolió la portavoz socialista. Conocedores de esa reunión entre Rubalcaba y Rajoy también cuentan que el dirigente del PSOE reprochó al presidente que los desbloqueos y los pactos solo se producen cuando los socialistas están en la oposición. Al parecer ese desahogo no le agradó al presidente del Gobierno.

El mal ambiente que dejó esa reunión se ha traducido en que sigue sin haber reuniones entre ambos grupos políticos. Esta es la razón por la cual los magistrados no han visto más camino que amenazar con "medidas drásticas", si no abordan su renovación. "No hay nada más efectivo que su dimisión", aconseja la dirigente de UPyD, Rosa Díez, que dice en alto lo que piensan muchos parlamentarios. "Es una advertencia razonable pero tardía", señalaba Josep Antoni Duran Lleida. En los dos grupos concernidos, PP y PSOE, reconocen que ellos empezarán a negociar cuando les digan sus jefes, Rajoy y Rubalcaba.
Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/22/actualidad/1337714517_677804_1337714725_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/22/actualidad/1337714517_677804_1337714725_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment