Friday, May 11, 2012

The Ibex falls a 3.6% after the announcement of the new financial reform

[La nueva reforma del sector financiero][1] ha sido recibida por la Bolsa con una caída del Ibex del 3,6%. Los valores bancarios han acentuado sus pérdidas tras las nuevas medidas de saneamiento del sector anunciadas por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, que obligarán a las entidades a dotar provisiones por un importe de 30.000 millones de euros, que se suman a los 54.000 millones que impuso la normativa previa, que el pasado febrero endureció las necesidades de cobertura.

Tras el empujón de ayer, la Bolsa española ha iniciado el día bajo la presión de los decepcionantes resultados anunciados por Telefónica y con nuevas noticias sobre la desaceleración de la economía china. Con estas referencias, el Ibex 35 ha abierto la sesión con una caída del 1,54%, que tras una hora de negociación se ampliaba hasta el 2,2% y tocaba un mínimo diario en 6.890,4 puntos. A lo largo de la sesión ha ido moderando los recortes has casi recuperar el nivel de la apertura.

La prima de riesgo española -diferencial de rentabilidad que se exige al bono a 10 años respecto a su equivalente alemán- se disparaba en el comienzo de la sesión hasta 453 puntos básicos tras empezar en 445, aunque luego volvía a ceder por debajo de los 450 (447 a las 13.30).

Los inversores han tenido hoy referencias para valorar el estado de salud de las empresas españolas con los resultados anunciados hoy por un puñado de grandes compañías y las cotizaciones han sido coherentes con las cifras.

Los más esperados, los de la mayor empresa española, Telefónica, que en los tres primeros meses del año ganó 748 millones de euros, lo que supone un descenso del 53,9% respecto al mismo periodo del año pasado, debido a la caída del consumo y la depreciación del valor de su participación en Telecom Italia. La compañía caía en Bolsa un 2,3% a mediodía.

Las empresas constructoras han dado argumentos para las ventas y Sacyr Vallehermoso (-5,07%), FCC (-4,02%) y ACS (-3,6%) son los valores que más bajaban a mediodía. Ayer, tras el cierre del mercado, Sacyr Vallehermoso anunció que obtuvo un beneficio neto de 28 millones de euros en los primeros tres meses del año, un 46,8% menos.

Hoy, FCC ha informado de que la compañía ganó 16,6 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un descenso del 59% respecto al mismo periodo de 2011, mientras el grupo Acciona se anotó un beneficio neto de 29 millones de euros, un 49 % menos, lastrado por el negocio eléctrico y las menores plusvalías por la venta de activos.

Además, hoy se ha sabido también que International Airlines Group (IAG), sociedad resultante de la fusión de Iberia y British Airways (BA), perdió 146 millones de euros en el primer trimestre, frente a un beneficio neto de 33 millones de euros en el mismo período del año pasado.

La nota positiva ha venido de la mano de DIA, que registró un beneficio neto de 20 millones de euros en el primer  trimestre del año, lo que representa un crecimiento del 51,5%, lo que ha colocado al grupo de distribución alimenticia en el primer puesto por subidas del Ibex, con un 4,24%.

Los mercados europeos también están viviendo una jornada de debilidad. A las 13.30, Londres caía un 0,46%, París un 0,82%, Fráncfort un 0,32% y Milán un 0,3%.

Los inversores están acusando un nuevo dato que confirma que la economía china está perdiendo fuelle. Hoy se ha sabido que la producción industrial del gigante asiático creció un 9,3% en abril, frente al 11,9% de marzo, menos de lo previsto, y la tasa de inflación se situó en el 3,4%, por debajo del objetivo del Gobierno chino por tercer mes consecutivo.

"La economía china es aún más débil de lo que se pensaba, con un crecimiento de la priducción industrial inferior al 10% por primera vez desde el comienzo de la crisis financiera mundial y la generación eléctrica plana", ha señalado a la agencia Associated Press Alistair Thornton de la firma de análisis económico IHS Global Insight.

Las caídas en Europa también vienen siendo impulsadas por el anuncio realizado ayer por JP Morgan, en el que reconoce haber incurrido en una pérdida de 2.000 millones de dólares a causa de un resultado adverso en operaciones de cobertura realizadas sobre derivados de crédito. En una inusitada acción, el consejero delegado del banco, Jamie Dimon, ha admitido que se ha tratado de un error "mayúsculo".

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/11/actualidad/1336732500_702749.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/05/11/actualidad/1336721334_453719_1336742704_miniatura_normal.png

No comments:

Post a Comment