Wednesday, May 9, 2012

Health anticipates to give primary attention to “without papers” by means of agreements

Los inmigrantes irregulares podrán recibir asistencia sanitaria en atención primaria a través de los convenios que firmen las comunidades autónomas con las asociaciones que atienden a este colectivo, según está previsto en el desarrollo reglamentario del [decreto de reforma de la sanidad.][1] Así lo ha asegurado hoy la ministra de [Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad,][2] Ana Mato, en declaraciones a [RNE,][3] en las que ha insistido en que la asistencia sanitaria "está asegurada para todos" y que el objetivo de las medidas aprobadas por el Gobierno es evitar "abusos" y "excesos" y "poner un poco de orden" en el sistema sanitario.

El paquete de medidas urgentes aprobado por el Ejecutivo establece que será requisito imprescindible para obtener la tarjeta sanitaria no solo estar empadronado, como hasta ahora, sino tener la residencia legal en España. Aquellos que estén en situación irregular en el país solo podrán acceder a las urgencias, la maternidad y los cuidados de los niños, que es la asistencia básica asegurada a cualquier persona.

Tras asegurar que la Ley General de Sanidad sigue vigente "al cien por cien", lo que garantiza una sanidad universal, gratuita y de calidad, Mato ha indicado que "ninguna persona mayor que necesite transporte para ir al médico va a dejar de tenerlo", a pesar de que el decreto contempla el copago del transporte sanitario no urgente. A este respecto, la ministra ha incidido también en que nadie que necesite una ambulancia para acudir, por ejemplo, a diálisis va a tener que pagar este servicio y ha señalado que la medida "en ningún caso va a causar ningún perjuicio".

La titular de Sanidad ha indicado que aunque el 90% de las personas mayores pagarán un máximo de 8 euros al mes por los medicamentos, ha reconocido que es "mucho dinero" y supone "un esfuerzo importante", que ha agradecido.

La ministra ha rechazado la posibilidad de establecer en un futuro un copago por consulta o noche de hospitalización y ha afirmado que "la reforma es la que es".

Respecto a la posibilidad de que algunas comunidades no apliquen las medidas de ajuste, Mato ha recordado que las normas estatales tienen que cumplirse y "si alguien no cumple la ley habrá que obligarla", para lo cual están los tribunales.

En cuanto a la posibilidad de que la píldora del día después se venda con receta, la ministra ha dicho que este asunto no es ideológico y ha explicado que ha encargado un nuevo informe sobre los efectos de la misma en la salud de las mujeres después de que los tres informes anteriores no fueran concluyentes. "No le he puesto adjetivo a esa pastilla", ha subrayado Mato, quien ha admitido que no se trata de una prioridad para ella dado que se sigue dispensando.

[1]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/25/actualidad/1335383491_170823.html
[2]: http://www.msc.es/
[3]: http://www.rtve.es/radio/

No comments:

Post a Comment