Thursday, May 17, 2012

Guatemala lives catched between the poverty and the undernourishment

[Guatemala][1] sigue siendo el país centroamericano con mayor desnutrición infantil en menores de cinco años (54%) y es el país de Latinoamérica y El Caribe con el índice más alto de desnutrición crónica (49%), de acuerdo a un informe de la Oficina del defensor del Pueblo presentado este lunes. A pesar de que Guatemala es un país de renta media (2.200 euros per capita), el índice de desnutrición casi duplica los de países más pobres como Honduras (29%) o Bolivia (27%), segundo y tercer lugar.

Según el estudio, estas cifras explican que Guatemala ocupe el puesto 122 de los 182 países evaluados por el programa de Desarrollo Humano de la [ONU][2]. Aunque se señala a la pobreza como la primera causa de la desnutrición, no es la única. La tremenda desigualdad en los ingresos de la población apenas se ha analizado. El expresidente [Álvaro Colom][3] (2008-2012) lo resumió con una frase lapidaria: "Comida hay. Lo que ocurre es que la gente no tiene acceso a los alimentos".

A lo anterior se suman factores culturales, como la falta de información sobre la alimentación adecuada o la ausencia de suplementos vitamínicos. La leche materna, cuando se nace en familias desnutridas por generaciones, es muy limitada, lo que expone a los niños a enfermedades fácilmente superables o ya extinguidas en las naciónes desarrolladas.

El viejo refrán que dice que "a perro flaco, todo son pulgas" tiene en el país centroamericano una dolorosa vigencia. A lo anterior se suman además los efectos del cambio climático que convierten a Guatemala en el país más vulnerable de América a fenómenos como graves sequías, seguidas de inundaciones, que arrasan las siembras.

Los logros alcanzados desde el fin de la guerra civil (1960-1996) son claramente insuficientes. En 1987, la desnutrición crónica afectaba al 57,9% de la población (62,1% en el área rural de mayoría indígena). Los datos del último censo la colocan en el 49,8% (58.6% entre la población campesina). La factura es particularmente dolorosa. Guatemala también ocupa el tercer lugar del continente en lo que se refiere a la mortalidad materna y el quinto en relación a la mortalidad infantil (153 por cada 100.000 nacidos vivos).

El estudio subraya que la desnutrición impacta negativamente en la educación y la salud y "restringe el potencial de desarrollo físico e intelectual. Limita la capacidad de aprender y trabajar en la edad adulta, lo que impide el desarrollo". Esto, de acuerdo a un informe conjunto del Programa Mundial de Alimentos de la ONU y de la [Comisión Económica para América Latina (CEPAL)][4] representa para Guatemala pérdidas anuales estimadas en 2.440 millones de euros, más del 11% del Producto Interior Bruto (PIB).

Aunque existen estudios científicos sobre cómo llegar con infraestructura y tecnología a las comunidades más afectadas, el país tropieza con lo que quizás sea el mayor lastre para el desarrollo: la corrupción que incide en que el Congreso (legislativo, unicameral) solo aprueba obras que benefician, más o menos descaradamente, a los diputados encargados de aprobar las leyes, sin importar para nada el futuro del país.

[1]: http://elpais.com/tag/guatemala/a/
[2]: http://elpais.com/tag/onu_organizacion_naciones_unidas/a/
[3]: http://elpais.com/tag/alvaro_colom/a/
[4]: http://elpais.com/tag/cepal_comision_economica_america_latina_caribe/a/
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/17/actualidad/1337212932_552728_1337215072_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/17/actualidad/1337212932_552728_1337215072_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment