Thursday, May 3, 2012

General Motors reduce the benefit by three by the losses in Europe

[La sombra de Europa][1] se ve de nuevo en los resultados trimestrales de General Motors, el mayor fabricante de coches de Estados Unidos y del mundo. La compañía de Detroit redujo el beneficio por tres, de 3.200 millones de dólares (unos 1.960 millones de euros) hace un año hasta los 1.000 millones de dólares (612 millones de euros) en el arranque de 2012. En el caso de su filial en Europa, del equilibro hace 12 meses se pasó a un negativo de 256 millones.

También hizo de lastre una carga extraordinaria de 590 millones de dólares relacionada con el coste de pensiones y depreciación de activos en el Viejo Continente. Juntas eclipsaron la remontada que que tuvo en la región de Norteamérica, que pasó de un beneficio de 400 millones hace un año a 1.700 millones. En Asia ganó 529 millones y 83 millones en Sudamérica.

Hay que recordar también que la mitad del beneficio del año pasado de GM se debió a la venta de activos en Delphi Automotive y en Ally Financial. Por eso, a pesar del negativo en su filial europea y excluyendo los costes extraordinarios, los analistas acogieron positivamente los resultados al fijarse en un beneficio operativo de 1.700 millones. Además, mejora las previsiones de ventas.

Dan Akerson, su presidente, citó la recuperación de la economía en Estados Unidos y la demanda récord en China y otras regiones como pilares del "sólido" rendimiento de la compañía tres años después de suspender pagos. Europa, señaló, es la cuestión pendiente: "Seguiremos trabajando hasta conseguir un nivel competitivo de rentabilidad", potenciando ingresos y reduciendo costes.

Algo similar sucedió la semana pasada con Ford Motor, el segundo fabricante de coches en Estados Unidos. En su caso, [las ganancias se redujeron casi a la mitad,][1] de 2.550 millones de dólares a 1.400 millones. Los ingresos en su caso también bajaron, de 33.100 millones a 32.400 millones. Para su negocio en Europa, registró pérdidas de 149 millones antes de impuestos frente a un beneficio de 293 millones.

Chrysler, con una presencia muy limitada en el Viejo Continente, consiguió sin embargo [multiplicar las ganancias por cuatro][2] y mejoró los ingresos en un 25%. La compañía controlada por Fiat mostró también que sus ventas en Estados Unidos siguieron en abril la tendencia opuesta a la de sus rivales, con un alza del 20,4% frente a caídas del 8% y el 5% en el caso de GM y de Ford.

[1]: http://blogs.elpais.com/wall-street-report/2012/04/hacer-o-no-negocio-en-europa.html
[2]: http://www.chryslergroupllc.com/Investor/PressReleases/financial/Pages/default.aspx

No comments:

Post a Comment