Thursday, May 24, 2012

Five vowels of the CGPJ ask that Dívar resigns, and seven that makes Benítez

Cinco vocales del [Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)][1] han pedido la dimisión de su presidente, Carlos Dívar, durante el pleno extraordinario para pedir explicaciones [por los 20 viajes de fines de semana de cuatro días o más a Puerto Banús (Marbella)][2] con cenas de dos personas en restaurantes de lujo. En la reunión, que ha durado cinco horas y que se ha celebrado en el más completo hermetismo, sin teléfonos móviles ni Internet para evitar filtraciones, otros siete vocales han pedido la dimisión del denunciante de Dívar, el vocal José Manuel Gómez Benítez.

"Ante la insuficiencia de las explicaciones" en relación a las que se refieren los hechos, "solicitamos su dimisión [de Dívar] por el quebranto que los mismos han supuesto no solo para el poder judicial", sino para "todos" los jueces, según el escrito de los cuatro vocales que han pedido la dimisión del presidente del Poder Judicial. De acuerdo con el escrito, la exclusión por  parte de la Fiscalía General del Estado de responsabilidades penales no exime a Dívar en ningún caso de las responsabilidades políticas, toda vez que "han sido vulneradas las exigencias de transparencia y austeridad que son exigibles a todo servidor público y mucho más a quienes revisten la representación del poder judicial".

Los cuatro vocales aseguran que la solicitud de dimisión está dirigida exclusivamente al presidente y que "ha sido él con su actuación y sus desafortunadas explicaciones sin haberse disculpado públicamente hasta la fecha quien ha dado lugar a esa situación".

Sin embargo, Dívar ha mantenido ante los vocales que sus viajes a Málaga eran oficiales y ha defendido que no tienen ninguna obligación de revelar la identidad de las personas con quienes se ha entrevistado, según fuentes del CGPJ. Además, el presidente del Poder Judicial y del Tribunal Supremo ha asegurado que distinguió gastos oficiales y privados, por lo que  considera que su actuación ha sido completamente correcta, confirman las mismas fuentes.

En cuanto a la petición de dimisión de José Manuel Gómez Benítez, los siete vocales le han afeado su conducta por haber denunciado a Dívar ante la Fiscalía General del Estado sin haber planteado la cuestión previamente en un pleno del CGPJ.

Desde que el pasado lunes [el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan José Martín Casallo, hizo público el archivo de las diligencias informativas abiertas con motivo de la denuncia][3] por malversación de caudales públicos presentada por [el vocal José Manuel Gómez Benítez,][4] se han sucedido numerosas reuniones de los vocales para llegar a un acuerdo. Se trataba de encontrar un mínimo común denominador con el que ir juntos al pleno y tratar de lavar la imagen de descontrol del gasto del Consejo y despilfarro de su presidente. Un Consejo que clama por la honradez de sus miembros y que está muy enfadado por la falta de explicaciones de Dívar.

Durante el pleno, se ha discutido la modificación de la norma de 1996, que permite a los vocales no justificar sus gastos oficiales, aunque no se ha producido ninguna votación al respecto.

Sin embargo, a pesar de todas esas reuniones, que se mantuvieron durante todo el martes y siguieron este miércoles por la mañana y durante toda la tarde, no se alcanzó ningún acuerdo y todo parece indicar que hoy, alrededor de media docena de vocales exigirá la dimisión del presidente por causa de indignidad, mientras que el resto, todo el sector conservador incluido [—que ha recibido el mensaje de que no se inmiscuyan en lo que dicen que es una disputa entre Gómez Benítez y Dívar—][5] no respaldará la petición. El Consejo lo componen 20 vocales y el presidente.

Hay quien sostiene que habrá vocales que reprobarán la conducta de Dívar, pero que no votarán en su contra. Y el presidente piensa en sobrevivir, dando por sentado que el que resiste gana, y que como dijo [el ministro Alberto Ruiz-Gallardón,][6] saldrá reforzado si no se produce su remoción.

Lo curioso del caso es que Dívar puede beneficiarse de las luchas internas por el poder en el Consejo. Ninguno de los vocales quiere que le asocien con el presidente, pero su salida supondría que [el vicepresidente, Fernando de Rosa,][7] ocuparía su puesto hasta el final del mandato, puesto que nadie cree que los vocales puedan ponerse de acuerdo para elegir a otro presidente. En ese caso, De Rosa, únicamente presidiría el Consejo, mientras que el presidente de Sala más antiguo, en este caso [Juan Antonio Xiol,][8] pasaría a presidir el Supremo.

Y esa solución gusta a algunos, pero horroriza a otros, porque hay quien analiza que eso favorecería un incremento en las cotas de poder por parte de los vocales [Margarita Robles][9] y Manuel Almenar, que ya en la actualidad constituyen un poder fáctico de primer orden y manejan con regularidad el capítulo de nombramientos de altos cargos para el Supremo, los Tribunales Superiores de Justicia y la [Audiencia Nacional.][10] Es decir, que para evitar que el tándem adquiera más poder, algunos están dispuestos a hacer lo que sea, incluso a perpetuar a Dívar a pesar de que son conscientes de que la solución es pésima, porque muy probablemente salgan a la luz otros viajes sospechosos del presidente que no fueron los de Marbella y en fin de semana.

Ayer mismo se le pidieron explicaciones sobre otro viaje diferente que hizo pasar por oficial. La explicación que Dívar ofreció como coartada es que había ido a reunirse con una persona. Pero los vocales llamaron a esa persona y esta negó haberse reunido con el presidente.

El caso es que la inmensa mayoría de los vocales saben que los viajes a Marbella no eran oficiales y también con quién cenaba el presidente, pero no quieren hacer sangre. Solo si Dívar en un error de cálculo intenta alguna jugada extraña —el viernes pasado había pedido los gastos de viajes y protocolo de todos los vocales, pues había dicho que si él caía no lo haría solo— o les miente podría provocar que un grupo de vocales —a algunos de los que se han reunido estos días los funcionarios les llaman "los indignados"— se ponga de acuerdo en hacerle caer. De momento, las componendas de poder son más importantes que el repudio a la inmoralidad y a la falta de estética.

[La Unión Progresista de Fiscales,][11] como ya hizo [Jueces para la Democracia,][12] ha reclamado la dimisión de Dívar, pero este va a tratar de eludirla todo lo que pueda. Con 70 años pasaría a la jubilación y perdería sueldo (130.000 euros), coche oficial, escoltas...

Lo cierto es que ya hubo un precedente del intento de remoción de un vocal que resultó un fiasco. [Pascual Sala,][13] presidente del Consejo entre 1990 y 1996, planteó la destitución del vocal [Pascual Estivill][14] por estar incurso en una causa de remoción.

Estivill estaba entonces implicado en una causa por delito fiscal por la que fue condenado en el [Tribunal Supremo][15] y en otro proceso por el que acabó en la cárcel por mercadear con prisiones y libertades. La propuesta de Sala solo obtuvo 8 de los 17 votos posibles. Siete vocales votaron en contra y dos se abstuvieron. De modo que el Consejo ya ha vivido este tipo de experiencias.

[1]: http://elpais.com/tag/cgpj_consejo_general_poder_judicial/a/
[2]: http://politica.elpais.com/politica/2012/05/10/actualidad/1336681515_718147.html
[3]: http://politica.elpais.com/politica/2012/05/21/actualidad/1337605320_465158.html
[4]: http://elpais.com/tag/jose_manuel_gomez_benitez/a/
[5]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/05/14/valencia/1336997354_309881.html
[6]: http://politica.elpais.com/tag/alberto_ruiz_gallardon/a/
[7]: http://elpais.com/tag/fernando_de_rosa_torner/a/
[8]: http://elpais.com/tag/juan_antonio_xiol_rios/a/
[9]: http://elpais.com/tag/margarita_robles/a/
[10]: http://elpais.com/tag/audiencia_nacional/a/
[11]: http://politica.elpais.com/politica/2012/05/23/actualidad/1337765392_839995.html
[12]: http://politica.elpais.com/politica/2012/05/22/actualidad/1337684537_299503.html
[13]: http://politica.elpais.com/tag/pascual_sala/a/
[14]: http://elpais.com/diario/2006/10/21/espana/1161381617_850215.html
[15]: http://politica.elpais.com/tag/ts_tribunal_supremo/a/

No comments:

Post a Comment