Monday, May 14, 2012

The Eurogroup lowers its critic against Spain after the financial reform

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro tenían previsto pedir hoy explicaciones a España sobre el futuro de Bankia y las formidables dudas que despierta el sistema financiero. Sin embargo, el vicepresidente de la Comisión, Olli Rehn, alivió ayer la presión: la reforma aprobada el viernes "es una piedra angular en la estrategia de España" y supone una acción "decisiva para resolver las vulnerabilidades que sigue habiendo en el sector", dijo.

Palabras, sí. Pero en los últimos días Rehn no había hecho precisamente carantoñas a España: el pasado viernes, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios apuntó que a finales de mes decidirá si España debe o no poner en marcha "más medidas" —es decir, recortes— por el incumplimiento de los objetivos de déficit. España será el único de los Veintisiete países de la Unión con caídas del PIB en 2013: el único de los más de 60 países analizados cuya recesión se prolongará aún otro año más. Y España es uno de los cinco países que incumple —con creces— las metas de déficit: el agujero será este año del 6,4%, según la Comisión, que reclama al Gobierno mano dura con las comunidades y una reforma financiera que despeje las incertidumbres que genera la banca española en los mercados.

Luis de Guindos, ministro de Economía, se ha dedicado en las últimas semanas a vender la agenda de reformas, y en particular la financiera y la nacionalización de Bankia, con encuentros en Milán, en Fránc-fort y en Bruselas, en los despachos de Competencia —cartera que ocupa Joaquín Almunia y que será clave: debe dar luz verde a lo que parecen ayudas de Estado a la banca— y del propio Rehn. Esa táctica le rindió ayer los primeros resultados: según Rehn, "la combinación de un aumento de las provisiones ante potenciales pérdidas futuras con la segregación de activos problemáticos, el análisis independiente de los balances y la disponibilidad de los fondos públicos son esenciales para reforzar la confianza de los inversores en los bancos españoles".

La situación de España figura como uno de los puntos centrales de la agenda del Eurogrupo, junto con los problemas en Irlanda, Portugal y Grecia. Los ministros de Economía preguntarán a Guindos "cuáles son los planes para Bankia", "cómo va a garantizar más transparencia sobre los balances de los bancos" y qué consecuencias tendrá eso en materia de mayores exigencias de capital y provisiones, según una alta fuente de la UE.

No comments:

Post a Comment