Friday, May 4, 2012

Crash of Cameron and the coalition in the British policemen

Los laboristas han obtenido una resonante victoria en las elecciones municipales de ayer en Reino Unido, en las que los electores han propinado un fuerte voto de castigo a la coalición de conservadores y liberales demócratas que encabeza el primer ministro David Cameron. Según [la proyección de voto de la BBC][1] –no hay un recuento nacional de votos en las municipales británicas– los laboristas han obtenido el 39% de los votos, los conservadores el 31% y los liberales el 16%.

Escrutados 99 de los 181 municipios en los que se celebraban comicios, los laboristas han conseguido el control en 50 (22 más que hasta ahora), los _tories_ 27 (11 menos) y los liberales en tres (uno menos). En términos de concejales, los laboristas han obtenido 1.123 (un espectacular incremento de 470 que hace pensar que en total superarán o rozarán el incremento de 750 concejales que los analistas les atribuían en el mejor de los casos), los conservadores 581(una caída de 279) y los liberales 213 (con una caída de 129 concejales).

Los laboristas han recuperado el control de Birmingham, la segunda ciudad de Inglaterra por población, de Cardiff, capital de Gales, y de otros municipios importantes como Southampton, Thurrock, Harlow, Norwich, Great Yarmouth y Chorley. Y han ganado también las primeras elecciones para alcalde directo en Liverpool.

Aunque siempre influyen factores locales en unas elecciones municipales y es tradicional que el Gobierno sufra un fuerte castigo electoral a mitad de la legislatura, el calibre de ese castigo en esta ocasión hace pensar que la coalición se ha desgastado profundamente en sus dos primeros años de gestión y que los votantes están muy descontentos con las políticas de ajuste del Gobierno de Cameron.

Para los laboristas es especialmente reconfortante el indicio de que han empezado a recuperar el voto entre las clases medias del sudeste de Inglaterra, en las que Tony Blair basó sus éxitos electorales y que abandonaron al laborismo en las dos últimas elecciones generales.

Sin embargo, es todavía temprano para augurar un retorno del laborismo al poder en las elecciones de 2015. No solo porque falta una eternidad en términos electorales y porque es tradicional el castigo al Gobierno en las municipales, sino porque la baja participación (poco más del 30%) da a entender que muchos votantes naturales de los partidos en el Gobierno pueden haber decidido castigarles con su abstención en un día de importancia menor en términos de política nacional. Los laboristas, además, no parecen haber alcanzado la barrera del 40% del voto que les garantiza la mayoría absoluta en unas generales.

Los _tories_ confían en compensar estos malos resultados con un triunfo en las importantes elecciones por la alcaldía de Londres. Los sondeos pre-electorales auguran un triunfo para el alcalde saliente, el conservador Boris Johnson, frente a su antecesor, el veterano laborista Ken Livingstone. El recuento en Londres no empieza hasta esta mañana, al igual que ocurre en los municipios escoceses.

David Cameron se ha llevado también un revés en su intento de extender la elección de alcaldes directos en otras grandes ciudades. Los votantes han rechazado esa opción en los referéndum celebrados en Manchester, Nottingham, Bradford y Coventry.

[1]: http://www.bbc.co.uk/news/uk-politics-17920848
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/04/actualidad/1336121672_523856_1336122212_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/04/actualidad/1336121672_523856_1336122212_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment