Wednesday, May 9, 2012

The convoking one of the Sun concentration resorts the hour limitation

La delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha dado cuenta del operativo que Interior prepara de cara al [primer aniversario del Movimiento 15-M][1], que se celebrará del 12 al 15 en la capital. En su comparecencia, ha revelado que el particular que pidió las concentraciones autorizadas en Sol ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) la limitación horaria y de espacio marcada por Cifuentes.

Tras dar el visto bueno a [35 concentraciones divididas][2] en cuatro días —frente a las 96 horas consecutivas de manifestación que convocan los indignados—, la delegada ha abierto un poco más la mano: serán tres las concentraciones autorizadas en Madrid coincidiendo con el aniversario del 15-M. A la de Sol se añaden otra en Tirso de Molina y una tercera en el paseo del Prado, según ha anunciado la delegada. Las concentraciones no coinciden en el tiempo: una será del día 9 al 12; otra, los días 13 y 14; la tercera, en Sol del 12 al 15.

"¿Y si los manifestantes no se van a las diez de la noche?" es la pregunta que ronda en la cabeza de todos esta mañana tras el anuncio de los indignados madrileños de que no piensan respetar el plan de movilizaciones diseñado por Cifuentes. Portavoces del movimiento alegan que el 15-M no es quien ha solicitado el permiso para manifestarse sino un particular y que ellos pretenden quedarse en la Puerta del Sol hasta las doce y terminar la jornada de movilización con un grito mudo como hicieron en la jornada de reflexión de las elecciones municipales y autonómicas de hace un año.

Delegación del Gobierno ha autorizado en Sol una protesta de cinco horas el sábado, que termina a las diez, y tres de 10 horas el domingo, el lunes y el martes. "Hay que actuar con sentido común", ha respondido una conciliadora Cifuentes. El sábado noche, ha reconocido que Sol estará lleno de gente, indignados, ciudadanos de fin de semana y turistas, por lo que una conciliadora delegada ha dejado entrever que será flexible pero, al mismo tiempo, ha sido contundente al marcar la línea roja: "No habrá acampada".

Ante las críticas de los comerciantes, que la han acusado de [permitir que se vuelva "a montar el circo"][3] después de haber prometido que no lo haría, Cifuentes ha querido tranquilizarlos: "No pasará como el último año". Al mismo tiempo, Cifuentes ha tenido la mano al 15-M, al que ha ofrecido diálogo: "Llevo tres meses intentando hablar con ellos". La delegada ha llegado incluso a _ponerse indignada_: "He estado en alguna asamblea". Ha asegurado que comparte muchas de las reivindicaciones iniciales del movimiento, pero no le gusta en lo que derivó. En esta línea, ha señalado que si vienen esos días _quincemayistas_ que no tienen dónde dormir, les ha propuesto que acampen donde no molesten, como en la Casa de Campo.

Cifuentes ha confirmado que los policías llevarán cámaras de vídeo para grabar las protestas, aunque no si estarán en el casco o simuladas. "No entiendo el elemento coercitivo cuando cualquier ciudadano puede grabar con el móvil", ha defendido. No ha querido sin embargo concretar el [número de policías que se movilizarán][4]. La agencia Efe los cifró ayer en entre 1.500 y 2.000 —Madrid cuenta con 600, por lo que el resto vendrán de otros puntos de España—. Las ideas repetidas hasta la saciedad en la rueda de prensa son "haré cumplir la ley", "no quiero plantear un pulso" y "no habrá acampada". Palo, zanahoria, palo.

[1]: http://politica.elpais.com/politica/2012/05/05/actualidad/1336234920_810740.html
[2]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/05/07/madrid/1336414292_231101.html
[3]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/05/08/madrid/1336471341_344901.html#sumario_3
[4]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/05/08/madrid/1336471341_344901.html

No comments:

Post a Comment