Thursday, May 3, 2012

Catalonia asks that the high rents pay the 100% of medicines

El Gobierno catalán se ha convertido definitivamente en la avanzadilla de los sectores que piden establecer cuanto antes el copago sanitario en España con medidas mucho más agresivas de l[as que ha anunciado hasta ahora][1] el Ejecutivo de Mariano Rajoy. La Generalitat considera insuficiente el actual aumento del copago sanitario y aboga porque quienes ganan más de 100.000 euros al año paguen la totalidad de los fármacos. Además, pretende que los pacientes hospitalizados abonen cinco euros diarios en concepto de manutención. Esas medidas las pide sin ambages el consejero catalán de Economía, Andreu Mas-Colell (ver tribuna adjunta). Además, el Ejecutivo catalán, que ha atacado en público en varias ocasiones a [Mariano Rajoy][2] porque considera que sus ajustes son demasiado tibios, ha presionado en varios foros y reuniones privadas para implantar el copago sanitario también a la asistencia, y por bajar el sueldo a los funcionarios.

El Gobierno catalán tiene que recortar 1.533 millones adicionales de su Presupuesto para cumplir el objetivo de déficit, algo que considera casi imposible si el Gobierno central no autoriza el copago. Así se lo trasladó el consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una reunión privada que ambos mantuvieron en Barcelona el pasado 21 de abril. Mas-Colell explicó a Montoro que las medidas adoptadas por el Gobierno en el ámbito de la salud y la educación de ningún modo permitirían ahorrar 10.000 millones de euros y le planteó la introducción del copago y una rebaja salarial a los funcionarios para llegar a esa cifra, tal y como explicó EL PAÍS. Fuentes conocedoras de esa reunión explicaron que el ministro, que [buscaba el apoyo de CiU][3] para los Presupuestos Generales del Estado, se negó a aplicar esas medidas y basó su rechazo en que una nueva rebaja salarial hundiría todavía más el consumo en España y en especial en las regiones más pobres.

Convergència i Unió ha combinado hasta ahora un discurso público que pone reparos al copago con otro discurso privado que lo defiende. De hecho, [Artur Mas][4] fue elegido presidente tras una campaña electoral en la que negó por activa y por pasiva que fuera a aplicar medidas de copago con el argumento de que esto afectaría especialmente a los más desfavorecidos. Después ha ido modulando esta opinión. En el último consejo Interterritorial del Salud, el consejero Boi Ruiz no apostó directamente por el copago asistencial, aunque sí lo ha hecho después en foros más privados. El Gobierno lo descarta por ahora.

Los nacionalistas también han ido cambiando de opinión respecto al pago por el uso de infraestructuras. Mas-Colell defiende ahora la euroviñeta, una tasa por el uso de vías de alta capacidad que afectaría al transporte de mercancías. Esa medida era vista por CiU hace apenas un año como algo que podía castigar excesivamente a los transportistas.

[1]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/24/actualidad/1335295143_303846.html
[2]: http://politica.elpais.com/tag/mariano_rajoy/a/
[3]: http://elpais.com/elpais/2011/12/21/actualidad/1324459031_850215.html
[4]: http://politica.elpais.com/tag/artur_mas/a/
Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/02/actualidad/1335988456_011921_1335990719_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/02/actualidad/1335988456_011921_1335990719_noticia_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/05/02/actualidad/1335988456_011921_1335990719_noticia_grande.jpg

No comments:

Post a Comment