Thursday, May 3, 2012

The BCE requests to Spain “more ambitious reforms” and a solution for the bank

El Gobierno español ha recibido del Banco Central Europeo (BCE) el espaldarazo que esperaba para sus reformas, aunque junto al apoyo, también ha recibido el aviso de que sebe seguir adelante con los cambios, ser más ambicioso y solucionar los problemas bancarios con rapidez. Mario Draghi, presidente del organismo, ha repasado en [Barcelona, donde el organismo celebra en esta ocasión][1] su reunión mensual, la marcha de la economía europea. Y ha tenido palabras para España: el Gobierno español "ha desplegado reformas políticas muy significativas en un tiempo brevísimo", ha valorado. Draghi ha insistido en que "hay que reconocer este esfuerzo que se ha llevado a cabo muy rápido". España, ha recordado, ha hecho reformas fiscales y presupuestarias.

"Es importantísimo perseverar en las reformas estructurales", ha recordado. El presidente del BCE ha señalado que estas reformas estructurales son importantes "especialmente en países que han perdido competitividad y tienen que estimular la productividad", ha apuntado, en una clara alusión a España. Afrontar las divergencias de los distintos países del euro a la hora de aplicar las recetas correspondientes, ha dicho, es materia para los distintos Gobiernos. "Apreciamos que muchos países han realizado avances", ha apuntado. Aunque cree que algunos "todavía deben ser más ambiciosos" con algunas recetas. Esto, señala, "repercutirá en el interés de todos", ha zanjado antes del turno de preguntas.

Sobre si se están excediendo los Gobiernos con su política de recortes, Draghi ha señalado que no es contradictorio un pacto de crecimiento y un pacto fiscal. "El crecimiento debería ganar protagonismo en nuestra agenda", ha reconocido el responsable del Banco Central Europeo. El pacto de crecimiento, ha explicado, se refiere en el fondo a toda una serie de ideas que se han expresado en diferentes foros. Los esencial, considera, es potenciar el mercado único de la zona euro, "para fomentar la competitividad y elevar la competencia". A partir de ahí, ha pedido, también se debe trabajar en el mercado único laboral, que será un segundo paso en las medidas comunes. En el mercado laboral, ha desgranado, "hay que hacer reformas: aumentar la flexibilidad, la movilidad y también la igualdad, porque hay un desequilibrio hacia el segmento joven". La enorme tasa juvenil, opina, es un producto de estas distorsiones.

Sobre la subasta de préstamos indefinidos a la banca (la conocida como _barra libre de liquidez_), ha señalado que "ha evitado un gran colapso crediticio". Ha añadido que habrá que esperar un tiempo para que este dinero "se propague en la economía global".

Draghi ha apuntado que las medidas no convencionales aplicadas en la zona euro necesitarán tiempo para generar resultados visibles. "Es esencial que la entidades de créditos mejoren su fortaleza reteniendo beneficios", ha señalado, en una clara alusión a la disminución de dividendos que se esperan de este sector. Con bancos más fuertes y un control de déficit, defiende, "debería regresar el crédito a la actividad privada". El organismo ha anunciado esta mañana que [deja los tipos de interés inalterados en el 1%][2], su mínimo histórico, aplicado en diciembre de 2011.

El BCE, que dos veces al año celebra su encuentro mensual fuera de la sede de Fráncfort, ha recalado en Barcelona. España, uno de los países más castigados por la crisis, es por tanto doblemente protagonista hoy. El país, que vive su segunda recesión en dos años y sufre una tasa de paro ingobernable (24%) y una reforma financiera en marcha que despierta muchos recelos en los mercados y en el Fondo Monetario Internacional (FMI), [esperaba del BCE un respaldo a todo su paquete de reformas para poner en orden las cuentas públicas][1].

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/02/actualidad/1335994671_304836.html
[2]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/03/actualidad/1336045418_377864.html

No comments:

Post a Comment