Tuesday, May 15, 2012

At least two died in an attack with pump in Bogota

Al menos dos personas murieron y otras cuarenta resultaron heridas, algunas muy graves, por la explosión de una bomba ayer en una concurrida zona de Bogotá. Otras fuentes sitúan en cinco las víctimas mortales. La explosión tuvo lugar en el cruce de la calle 74 con la avenida Caracas, una gran área comercial de la capital colombiana, y ocurrió hacia las 11.00 hora local (seis de la tarde hora peninsular española).

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó que el atentado iba dirigido contra Fernando Londoño, exministro de Interior (2002-2004), quien resultó herido pero está fuera de peligro. En el atentado murieron el conductor del exministro y un policía que formaba parte de su escolta. "Me acabo de enterar que al doctor Londoño le hicieron un atentado contra su vehículo blindado. Afortunadamente el doctor Londoño está estable, pero desafortunadamente murieron su conductor y un agente de policía que formaba parte de su esquema de seguridad", dijo Santos en un mensaje televisado a la nación. Otras fuentes aseguran que hay más muertos, entre ellos el conductor de un minibús alcanzado de lleno por la explosión.

El propio Londoño declaró desde el hospital: "Estoy bien. La herida más profunda la llevo en el alma".

Las circunstancias de la explosión aún son confusas. El exministro se trasladaba por la avenida Caracas, al norte de Bogotá, muy cerca del centro financiero de la ciudad. Según testimonios de la familia del exministro, recogidos por el diario _[El Tiempo,][1]_ un motorista pasó junto al vehículo y les colocó sobre el parabrisas una bomba que estalló de inmediato.

"Quiero condenar de la forma más enérgica este atentado, no entendemos el propósito", dijo el presidente Santos, que ayer suspendió un viaje previsto a Cartagena de Indias. El presidente ha asegurado que no parará hasta dar con los autores. "El terrorismo no nos va a amilanar. Todo lo contrario", añadió.

A la condena se unió el alcalde Bogotá, Gustavo Petro, que acudió al lugar del atentado. "Toda la ciudad debe estar alerta. Necesitamos la máxima reacción ciudadana contra el odio", dijo Petro. "El terror busca paralizar la sociedad. La mejor respuesta es activar y mover la sociedad. Toda mi solidaridad al ministro Londoño y familia".

El atentado tuvo lugar horas después de que artificieros especializados desactivaran un vehículo cargado con explosivos que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pretendían hacer estallar frente a la sede de la Policía Metropolitana de Bogotá. "La situación está controlada", afirmó el comandante de la Policía Metropolitana, general Luis Eduardo Martínez.

El automóvil no pudo ser llevado hasta el lugar en el que debía ser activado porque sufrió un desperfecto mecánico, dijo el oficial, quien indicó que el hombre que lo conducía ha sido capturado. Martínez explicó que el vehículo era un taxi en el que iba adosada una carga de más de 120 kilos del explosivo Indugel, con una mezcla de metralla. La bomba iba a ser activada con la señal de teléfonos móviles. El jefe policial indicó que su institución había recibido el lunes informes que advertían sobre la movilización de un vehículo cargado con explosivos para la acción terrorista.

"Detrás de esto están las FARC", afirmó el jefe policial, quien no aventuró hipótesis sobre los motivos de esta guerrilla para atentar contra la sede policial. Algunos medios relacionan este atentado frustrado y la bomba de la calle 74 con la entrada en vigor, ayer, del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos.

[1]: http://www.eltiempo.com/
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/15/actualidad/1337103657_113259_1337104051_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/05/15/actualidad/1337103657_113259_1337104051_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment