Monday, May 14, 2012

Assassinated another Mexican journalist in a month that leaves one hundred dead ones already

Un nuevo nombre se ha sumado este domingo a la lista de periodistas asesinados en México. El reportero René Orta Salgado fue encontrado muerto en la parte trasera de su vehículo en el Estado de Morelos. Con él, [ya son cinco los informadores caídos][1] en apenas 15 días. Víctimas de la violencia [entre los carteles de la droga y el crimen organizado][2], que solo en este mes ha dejado un centenar de muertos en todo el país.

Los asesinatos, sumados a los ya constantes ataques violentos contra las sedes de los medios de comunicación, amenazan la libertad de prensa en México. A la tragedia de los muertos, se añade ahora la renuncia de los vivos ante una situación de inseguridad que impide el libre ejercicio del periodismo. El diario _El Mañana_ de Nuevo Laredo, al norte del país, cuya sede fue tiroteada este fin de semana, ha apelado a la "comprensión de la opinión pública" [en un editorial][3] para anunciar su decisión de no publicar, por el tiempo necesario, "cualquier información que se derive de las disputas violentas que sufre nuestra ciudad y otras regiones del país".

Orta Salgado, ex reportero de [_El Sol de Cuernavaca_][4], había abandonado su actividad periodística el pasado diciembre para encabezar un grupo político llamado Emprendedores por la Nación de apoyo al candidato a la presidencia por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto. Su cadáver fue hallado en el interior de su vehículo y con el rostro cubierto por un pañuelo más de 24 horas después de que sus familiares denunciaran su desaparición. El periodista fue visto por última vez en un restaurante de Cuernavaca en la madrugada del sábado en compañía de otras personas. La Procuraduría (fiscalía) General de Justicia del Estado de Morelos, que estudia las causas de su muerte, precisó que el cadáver no presentaba impactos de bala y que el pañuelo que cubría su cara estaba sujeto a la cabeza con cinta adhesiva de uso industrial.

El periodista, según las autoridades, no había recibido amenazas anteriormente. Orta Salgado había cubierto durante sus más de 20 años de carrera profesional la información policial.

La muerte de Orta Salgado se produce en un mes de mayo especialmente violento para la prensa. La sede del periódico _El Mañana_ fue atacada a tiros el viernes por la noche por un grupo de hombres armados. El ataque, el segundo que sufre este diario y que duró cinco minutos, no causó heridos salvo la libertad de expresión. Nuevo Laredo, ciudad del Estado de Tamaulipas fronteriza con EE UU, [fue testigo el pasado día 4 de la muerte de 23 personas][5] víctimas al parecer de un ajuste de cuentas entre el cartel de Sinaloa y los Zetas.

El editorial de este domingo, en el que el diario anunciaba que no informaría más sobre la guerra entre los carteles de la droga y el crimen organizado, explicaba: "El Consejo Editorial y de Administración de esta empresa ha llegado a esta lamentable decisión, obligado por las circunstancias que todos conocemos, y por la falta de condiciones para el libre ejercicio del periodismo. Sólo se abordará el tema a través de la opinión profesional de los analistas que estudian el fenómeno y lo tratan de manera inteligente y responsable".

_El Mañana_ concluye su editorial expresando su convicción de que "toda forma de violencia ilegítima, orientada a someter, oprimir y cancelar la libertad de un pueblo, está definitivamente destinada al fracaso".

[1]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/11/actualidad/1336753389_169048.html
[2]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/13/actualidad/1336917498_437991.html
[3]: http://www.elmanana.com.mx/notas.asp?id=285418
[4]: http://www.oem.com.mx/elsoldecuernavaca/
[5]: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/04/actualidad/1336157085_080207.html

No comments:

Post a Comment