Tuesday, May 15, 2012

The armor-piercing core of the EU endorses the Spanish banking reform

A un lado, los analistas: "El plan español de recapitalización bancaria no es suficiente para convencer a la gente", indicaba ayer a las agencias Harpreet Parhar, estratega de Crédit Agricole en Londres. Al otro, los políticos: encabezados por el vicepresidente de la Comisión Europea Olli Rehn, varios ministros de Finanzas del continente respaldaron ayer la segunda edición de la reforma financiera del Gobierno de Mariano Rajoy (la cuarta desde que empezó la crisis). "España ha sacado conclusiones de la burbuja inmobiliaria y las valientes reformas [que ha emprendido] están dando sus frutos", resumía ayer el alemán Wolfgang Schäuble en _Les Échos_ [un diario económico francés]. Los ministros del núcleo duro de la Unión [entraron a la reunión del Eurogrupo, en la que Luis De Guindos explicó la nacionalización de Bankia][1] y los planes para la banca española, con un mensaje de apoyo: la reforma "va en la buena dirección" pese al "entorno difícil" con el que debe lidiar la economía española y su sector financiero.

Harpreet Parhar, el analista de Crédit Agricole, es mucho menos conocido que Schäuble, Rehn o los titulares de finanzas de Austria y Luxemburgo —Luc Frieden y Maria Fekter, respectivamente—-, pero por ahora los mercados parecen darle la razón.

Guindos apuntó ayer [a Grecia como causante de todos los males en los mercados][2], pero la banca española se dejó varios jirones en Bolsa a pesar del respaldo de los socios europeos. "España está finalizando un amplio paquete de reformas sobre sus bancos y hay que darle la bienvenida a esas medidas", explicó la austríaca Fekter a su entrada en la reunión. Fekter ha sido una de las voces más duras con Guindos en los últimos Eurogrupos. El luxemburgués Frieden respaldó también esa opinión: "La reformas financiera va en la dirección adecuada", dijo.

Solo el irlandés Michael Noonan puso ciertos reparos. Aseguró que la reforma parece "bastante pensada", pero señaló que aún tiene "carencias": básicamente, queda por conocer "cuál es la fuente de financiación" de los 30.000 millones de euros adicionales en provisiones que se exigen a las entidades españolas. El ministro irlandés sabe de lo que habla: Irlanda constituyó un banco malo que compró los activos tóxicos de su banca; eso disparó su déficit, que subió por encima del 30% del PIB, y acabó obligando al Gobierno a pedir el rescate europeo.

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/14/actualidad/1337028149_290633.html
[2]: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/14/actualidad/1337007874_272988.html

No comments:

Post a Comment