Friday, May 18, 2012

The access to Internet by the moving body, main digital breach of sort

La distancia entre hombres y mujeres respecto al uso de Internet se ha reducido, pasando de 26 puntos en 2004 a 7,5 en 2010, pero el acceso a la Red a través del móvil sigue siendo mayoritariamente masculino. En los usos más sencillos y populares existe una menor diferencia, pero las distancias se amplían a medida que las tareas implican un mayor grado de habilidad técnica, según el estudio _La brecha digital de género en España,_ presentado hoy en el [Instituto de la Mujer.][1] En tareas como compartir ficheros o crear páginas web, esa brecha supera los 20 puntos.

Las diferencias también se dan en el uso que ambos géneros hacen de la Red: mientras que ellos buscan contenidos vinculados al ocio y el consumo -leer noticias o utilizar servicios de banca-, ellas recurren a servicios relacionados con el bienestar social -como informaciones sobre salud o hacer cursos por Internet-.

El informe destaca el considerable aumento del volumen de población usuaria de TIC -Tecnologías de Información y Comunicación- en los últimos años, pero a pesar ello, la brecha digital de género continúa. Han contribuido a reducir las distancias el uso que hacen de las tecnologías la franja de mujeres de 16 a 34 años y el nivel de estudios -las españolas con FP superior y educación universitaria superan a los hombres en el acceso en 2,3 y 0,9 puntos, respectivamente-.

Respecto al comercio electrónico, las mujeres lo utilizan menos y para adquirir productos de alimentación, entradas para espectáculos o medicamentos, mientras que los hombres compran en mayor medida equipos informáticos, juegos de ordenador, acciones o contratan seguros.

Estar empleada o estudiando contribuye a mejorar la inclusión digital de las mujeres, reduciéndose la brecha a -0,1 entre quienes tienen empleo y superando las mujeres a los hombres entre los estudiantes en 4,7 puntos.

Cuando se analizan los usos avanzados de Internet y, sobre todo, la conexión a Internet mediante dispositivos móviles, el dominio masculino es claro (una diferencia de 36,7 puntos) y el grado de desigualdad no es menor entre los más jóvenes. La formación tampoco contribuye a disminuir esta brecha, alcanzándose el mayor grado de desigualdad entre la población con estudios universitarios (42 puntos).

Con respecto a Europa, España aumenta la brecha en el uso del comercio electrónico (ha pasado de la posición 17 en 2006 a la 23 en 2010), pero la reduce, situándose por encima de la media europea, en acceso a Internet desde dispositivos móviles o en la creación de contenidos propios en páginas web.

El análisis a nivel autonómico del informe confirma que las distancias entre mujeres y hombres no disminuyen cuando es mayor el acceso a las tecnologías de información y comunicación. Según la investigadora del [Observatorio E-Igualdad][2] promovido por el Instituto de la Mujer Cecilia Castaño, que ha presentado el estudio, es difícil simplificar una "realidad tan compleja" entre las comunidades autónomas, pero ha afirmado que "en cuanto a la igualdad de género en la sociedad de la información, la mejor situación la disfrutan las mujeres de La Rioja, Navarra, Asturias y Madrid". "Por el contrario, las situaciones más desfavorables se concentran en Murcia, Extremadura, Ceuta y Melilla, y en menor medida, en Valencia, Canarias y Baleares", ha añadido.

A juicio de la directora general de Igualdad de Oportunidades y del Instituto de la Mujer, Carmen Plaza, "los roles y los estereotipos sociales de género siguen condicionando las vocaciones tecnológicas de las mujeres y su participación en estudios tecnológicos". Plaza ha recordado que, aunque el 60% de los titulados universitarios son mujeres, en licenciaturas de ingenierías y arquitectura son solo el 26,8% y en estudios de informática, el 18%.

[1]: http://www.inmujer.gob.es/ss/Satellite?pagename=InstitutoMujer%2FPage%2FIMUJ_Home
[2]: http://www.e-igualdad.net/

No comments:

Post a Comment