Friday, April 13, 2012

“When it does not have money is necessary to rationalize”

María Teresa Miras, la única mujer que preside una real academia, la de Farmacia, contestaba este viernes al teléfono — "bastante abrumada y un poco asustada"— pocas horas después de que el titular de Educación, José Ignacio Wert, [dijera que ella es la presidenta del comité de expertos][1] que fijará el rumbo de la reforma universitaria. Miras y otros 10 vocales de prestigio tienen seis meses para redactar sus propuestas, dijo Wert.

También hizo el ministro un repaso de los males que, según él, justifican la reforma, unos problemas que, en realidad, llevan copando el debate universitario desde hace años: el principal, un sistema que ha crecido excesivamente en número de universidades y que ahora tiene una oferta de carreras tan grande y dispersa que la hace ineficiente, porque en algunas de ellas hay muy pocos alumnos. "El 30% de los títulos tienen menos de 50 alumnos de nuevo ingreso", cifra mínima de eficiencia, dijo. Pero, mas allá de que el sistema necesite mejoras, la cuestión es que [el Gobierno va a recortar en educación unos 3.000 millones de euros adicionales a los 3.400 millones][2] que ya se han reducido en las cuentas educativas en los últimos dos años. Y la Universidad tendrá su parte.

Miras (Carballiño, Ourense, 1948), catedrática de Biología Molecular de la Complutense, lo afronta de cara: "Cuando no hay dinero, es necesario optimizar, racionalizar", asegura, para añadir después que lo que hace falta es poner en valor a los profesionales "excepcionales" y alumnos "de gran nivel" que llenan, asegura, los campus españoles.

Es muy difícil que nadie llegue plantear la desaparición de alguna universidad (hay 79 universidades, 50 públicas, repartidas en 336 campus), así que lo que se plantea desde hace años es eliminar aquellas carreras con pocos alumnos y concentrarlas solo en algunos campus —el Gobierno estudia fijar un número mínimo de alumnos; Galicia ya lo ha fijado en 50—. Miras también se refiere a ello: "Lo de la oferta es algo que llevamos diciendo desde hace muchísimo tiempo. Hay carreras, con un altísimo coste, con tres alumnos. Y las carreras necesitan un mínimo de masa crítica, tanto de alumnos como de profesores". Se refiere, sobre todo, a las ciencias, que es su área. Reconoce puntos flacos en el resto de ámbitos universitarios, pero asegura que entre todos los miembros del comité (cuya valía alaba con gran efusión) se complementarán. "Somos gente que no buscamos honores, peleones, y tenemos buena voluntad", asegura.

No sabe muy bien, dice, por qué ha sido elegida, pues quizá no tiene "tanta cintura política como otros". Se define como trabajadora de la enseñanza y la investigación, dice que nunca se ha significado en ningún sentido político, y que siempre ha sido "muy honesta". Se muestra preocupada por las salidas laborales de los universitarios y explica que la Universidad tiene muchas facetas: "Ninguna es despreciable, pero todas necesitan ser analizadas". "Los problemas ya los conocemos", dice.

A ellos se refirió el ministro Wert, y no son muy distintos de los que trató de enfrentar el anterior Ejecutivo del PSOE: una tasa de abandono que dobla la media europea (si se redujera, se podrían ahorrar hasta "3.000 millones de euros", dijo el ministro); la falta de rendición de cuentas; una alta proporción del profesorado "que no investiga o genera conocimiento"; ningún campus entre los 150 más prestigiosos del mundo en los ranking internacionales; hendogamia; sobrecualificación de los titulados...

[1]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/13/actualidad/1334320754_302910.html
[2]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/10/actualidad/1334071416_721499.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/sociedad/imagenes/2012/04/13/actualidad/1334345514_711863_1334345748_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/sociedad/imagenes/2012/04/13/actualidad/1334345514_711863_1334345748_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment