Friday, April 20, 2012

The violence surrounds the Mexican town that it defied to the crime

Cherán pasó del festejo al luto. El domingo, los habitantes de este pueblo michoacano celebraron un año de haber levantado barricadas y machetes, insurrección que destronó a autoridades obsoletas y plantó cara a los criminales que talaban sus bosques. En estos doce meses [lograron reconocimiento legal para su Concejo Mayor Comunal][1] y ser un punto de referencia como pueblo que dijo basta de miedo. Pero 72 horas después del aniversario de la emancipación, la violencia volvió a esta comunidad que se ubica a 110 kilómetros de Morelia, la capital de Michoacán (oeste de México).

Ocho comuneros de Cherán fallecieron en dos incidentes separados por apenas unas horas el miércoles sin que las autoridades mexicanas aún hayan logrado determinar qué ocurrió. De lo poco que se sabe es que en un primer caso, dos comuneros salieron a las cuatro de la mañana rumbo al monte, a una punto denominado El Cerecito. Dos horas más tarde otros dos comuneros partían hacia el mismo lugar y ellos encontraron los cuerpos sin vida de los primeros. Y al mediodía, en otro paraje, otras seis personas murieron y dos más sufrieron heridas reportadas como de menor consideración.

Al dar su versión de los hechos, el Concejo Mayor Comunal de Cherán advirtió que no hubo enfrentamiento y que las muertes de las dos primeras personas se dieron en una emboscada. Hay, sin embargo, confusión sobre los otros seis decesos. Los portavoces del Concejo dieron a entender que ellos no reconocían a esas otras personas y solicitaron la intervención de la Procuraduría (fiscalía) General de la República y de la [Comisión Nacional de los Derechos Humanos][2].

Durante todo el jueves, 16 funcionarios de gobierno michoacano, principalmente policías, fueron retenidos por la comunidad de Cherán como medida de presión para lograr un diálogo directo con el gobernador Fausto Vallejo (que lleva apenas un par de meses en el cargo), cita que fue fijada para la mañana de hoy viernes. Tras concretarse la fecha del encuentro, l[os retenidos fueron liberados][3].

Desde que el 15 de abril del año pasado tomaran en sus manos el gobierno de su municipio, ubicado en la meseta purépecha, los habitantes de Cherán lograron que les fuera reconocida la elección de sus autoridades mediante el método de usos y costumbres, por lo que ni en el pasado proceso electoral local de noviembre ni en la venidera elección federal concursan ahí candidatos de los partidos formales.

El movimiento de resistencia de Cherán surgió después de que más de 15 mil hectáreas de sus bosques fueran taladas por cuadrillas protegidas por grupos criminales que dominan la región. "Nos sentíamos secuestrados en nuestra propia localidad", dijo hace un año una mujer del pueblo que está dividido en cuatro barrios y cada uno de ellos tiene su consejo de ancianos. Entre todos los barrios forman el Consejo mayor comunal de Cherán.

Los asesinatos del miércoles han puesto en jaque el proceso de negociación que desde hace semanas habían emprendido el gobierno del estado y la comunidad de Cherán, enconetros con los que buscaban, entre otras cosas, un mecanismo de para dotar de seguridad al municipio en el que hace un año prendieron fogatas y lanzaron cohetes para gritar que ya no tenían más miedo a los delincuentes y decir basta a tolerar a autoridades omisas.

[1]: http://michoacancheran.blogspot.mx/
[2]: http://www.cndh.org.mx/
[3]: http://www.eluniversal.com.mx/notas/842587.html

No comments:

Post a Comment