Tuesday, April 24, 2012

The Treasure closes the smaller auction of letters since the crisis began

El Tesoro Público ha colocado hoy 1.930 millones a tres y seis meses en la menor subasta desde que empezó la crisis de deuda en el arranque de 2010 pese a contar con una demanda que ha multiplicado por cinco a la oferta. La cifra de deuda adjudicada, la más baja en más de dos años, se ha quedado a 70 millones del objetivo máximo de la operación, fijado en 2.000 millones. Esta previsión ya adelantaba que el instituto emisor iba a optar por mantener un perfil prudente ante el [recrudecimiento de las tensiones][1] en los mercados. El mejor reflejo de ello ha sido que el Tesoro se ha visto obligado a duplicar los intereses para colocar estos títulos.

A tres meses, el Tesoro ha colocado 724,61 millones con un interés marginal -el último antes de cerrar la operación- del 0,72%, cuando hace un mes le bastó con ofrecer un 0,428%. Con los títulos seis meses ha vendido 1.208,34 millones. En este caso, la rentabilidad ha pasado del 0,868% al 1,628%.

Según recuerdan desde el Ministerio de Economía, el Tesoro tiene en la actualidad cubiertas en torno al 50% de las necesidades de liquidez para el ejercicio, financiación que solo tiene en cuenta la deuda emitida a largo plazo. Sin embargo, añaden, ha realizado la emisión para "satisfacer la demanda de este tramo de deuda pública", que no aportan financiación neta al puesto que su vencimiento tiene lugar en el mismo ejercicio.

Ante la [holgada situación de tesorería de las arcas][2] del Estado, que aprovechó la fase de tranquilidad que aportó la barra libre de liquidez del BCE entre diciembre y febrero para cubrir al sus necesidades de financiación hasta verano, España "no necesita forzar cantidades ni tipos". "Especialmente en unas condiciones del mercado como las actuales", han añadido desde el departamento que dirige el ministro Luis de Guindos.

Las medidas extraordinarias de liquidez del instituto emisor del euro incrementaron con fuerza el apetito de la banca, concretamente de las entidades españolas, por el papel del Estado. Por el lado contrario, esta mayor inversión en deuda pública ha aumentado su exposición al riesgo país, lo que las hace más vulnerable a un empeoramiento de la situación en la eurozona.

Asimismo, la falta de una salida clara a la crisis ha motivado la [salida de los inversores extranjeros][3] de la deuda pública española, ya que redujeron su exposición en 32.000 millones de euros entre febrero de 2011 y el mismo mes de 2012. Además, el peso del capital internacional en bonos cae del 50% de diciembre al 42% a cierre de febrero.

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/24/actualidad/1335251555_076332.html
[2]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/09/actualidad/1333996592_816987.html
[3]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/22/actualidad/1335111567_080228.html

No comments:

Post a Comment