Thursday, April 12, 2012

The risk premium stays on the 400 basic points

Los inversores dieron ayer pábulo a la advertencia que hizo el BCE [por boca de su representante francés][1] de que su programa de compra de bonos de los países bajo presión, aunque lleve cuatro semanas inactivo, sigue en marcha, lo que permitió una [tímida recuperación de la deuda española][2]. Pero hoy ya se ha diluido el efecto de sus palabras. A la espera de que se confirme de aquí a dos semanas —por el retraso con que el BCE publica sus cifras— si han vuelto las compras del instituto emisor, el sobreprecio exigido a los bonos españoles se mantiene sobre los 400 puntos básicos y no ha variado prácticamente de posición con respecto a la víspera.

En las Bolsas, aunque los [índices de referencia europeos][3] han abierto en verde, pronto se han dado la vuelta y han registrado descensos, al frente de los cuales se ha situado el español Ibex 35. A media mañana, el selectivo de la Bolsa de Madrid se ha dejado un 1%, con lo que de nuevo decía adiós al nivel de los 7.500 puntos.

La prima de riesgo sigue en los niveles más altos de lo que va de legislatura, lo que significa que no hay inversores comprando deuda de España, país que se ha convertido en el foco de las turbulencias y [diana de las críticas][4] de sus socios. Este indicador es el equivalente al diferencial entre la rentabilidad que los inversores exigen a los bonos españoles a 10 años frente al interés que piden a sus homólogos alemanes, de referencia por su estabilidad.

En los últimos días, la prima de riesgo llegó a tocar los 437 puntos ante las crecientes dudas sobre la capacidad del Gobierno de embridar el déficit público sin agravar la recesión y la incertidumbre sobre la reforma financiera, lo que ha alejado el dinero de los títulos del Tesoro y ha dibujado en el horizonte [el fantasma de la intervención][5] o el rescate. Sin embargo, el Gobierno [insiste en que no se llegará][6] a este extremo.

Los analistas coincieden en señalar que, en cualquier caso, la solución al acoso de los mercados contra España debe venir de Europa o del BCE. En el primer caso, sin embargo, no cabe esperar una [respuesta de Bruselas][7] en el corto plazo ante el proceso electoral que afrontan dos de los principales socios europeos (Francia con sus comicios presidenciales y las regionales en Alemania) y el rechazo de Berlín a ampliar el fondo de rescate.

En cuanto al instituto emisor y a tenor de las palabras de ayer de su consjero Bernat Coeuré, que respaldó la actuación del Gobierno, lo que allana el camino a una eventual reactivación de sus medidas para mantener los precios de la deuda de los Estados con problemas bajo control, sí podría llegar algo de ayuda. El propio Ejecutivo alemán también respaldó que los mercados no están respondiendo al "esfuerzo" del Gobierno de Mariano Rajoy.

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/11/actualidad/1334147628_328740.html
[2]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/11/actualidad/1334128585_701031.html
[3]: http://www.elpais.com/economia/bolsa/
[4]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/11/actualidad/1334159089_080871.html
[5]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/07/actualidad/1333827323_945461.html
[6]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/11/actualidad/1334144677_266026.html
[7]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/10/actualidad/1334059209_048306.html

No comments:

Post a Comment