Tuesday, April 17, 2012

Rajoy: “the YPF expropriation can harm all Latin America”

En su primeras declaraciones públicas tras [la expropiación de la participación de la compañía española Repsol][1] en la petrolera argentina YPF, Mariano Rajoy ha expresado hoy en México su "profundo malestar" por la decisión del Gobierno de Cristina Fernández, que "no tiene justificación alguna" y "sienta un grave precedente".

En una mesa redonda en el Foro Económico Mundial que se celebra en Puerto Vallarta, el presidente español ha dicho que se trata de una decisión "negativa para todos, desde luego para la empresa que se ha visto expropiada sin justificación alguna ni razón económica, porque no la hay, que explique lo ocurrido", y que además "rompe el buen entendimiento que siempre ha presidido las relaciones entre los dos países y que, por tanto, perjudica a España y Argentina", a cuya reputación internacional "afecta y mucho".

En presencia de los presidentes de México, Felipe Calderón, Guatemala, Otto Pérez Molina, y Surinam, Désiré Bouterse, ha advertido además que "el esfuerzo encomiable de los gobiernos latinoamericanos para hacer de la región un destino atractivo y seguro para la inversión y el comercio internacionales no puede verse empañado por actos que yo considero puntuales que podrían interpretarse erróneamente y hacer daño al conjunto del área. Tengan la absoluta seguridad de que yo trabajaré para que eso no suceda porque eso sería sumamente injusto", ha apostillado, arrancando los aplausos del auditorio formado por funcionarios, académicos y hombres de negocios.

"Lo que ayer le ha pasado a una empresa española alguien puede pensar que puede ocurrirle mañana a cualquier otra inversión", ha insistido. "Eso sienta un grave precedente para el conjunto de las relaciones comerciales en una economía globalizada".

Rajoy, que ha leído el texto de su intervención, no ha detallado qué medidas de represalia puede tomar el Gobierno español y se ha limitado a señalar que trabajará "con intensidad y perseverancia para defender no solo los legítimos intereses de una empresa española". Y ha añadido: "También, vamos a hacerlo porque estamos defendiendo un modelo de relaciones internacionales y comerciales basadas en el respeto mutuo entre los países y la seguridad jurídica, que son principios básicos, capitales y y elementales para el desarrollo y el bienestar colectivo".

Después del jefe del Gobierno español ha intervenido el propio Calderón quien, como ya ha hecho en dos ocasiones desde que se conoció la decisión del Gobierno argentino, ha ["lamentado profundamente" la expropiación de YPF][2]. Aunque ha reconocido que a México también le afecta la medida, ya que la petrolera estatal Pemex es propietaria del 9,25% de Repsol, ha añadido que lo más importante es que América Latina necesita inversiones extranjeras para desarrollarse y estas nunca vendrán si no se garantiza la seguridad jurídica y el respeto al Estado de Derecho, "sin menoscabo del respeto a las decisiones soberanas del pueblo argentino".

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/16/actualidad/1334590509_507539.html
[2]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/17/actualidad/1334620028_718034.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/04/17/actualidad/1334681524_417222_1334681715_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/04/17/actualidad/1334681524_417222_1334681715_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment