Tuesday, April 24, 2012

Obama relaunches its campaign by the vote of youngest

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visita en los próximos dos días centros universitarios de varios Estados para relanzar su campaña por el voto de los jóvenes. En el centro de su apuesta estará la deuda estudiantil por los altos costes de las matrículas universitarias, considerada en estos momentos la próxima amenaza para la economía del país.

"La educación superior es una de las inversiones más importantes que podéis hacer en vuestra vida", dijo el presidente este martes durante su discurso en la Universidad de Carolina del Norte. "Estoy aquí delante de vosotros, soy quien soy y Michelle es quien es hoy gracias a las becas y préstamos para estudiar".

Obama apelará a los problemas de los estudiantes para recuperar el apoyo y la euforia que rodeó cada uno de sus discursos en la campaña electoral anterior. Su campaña ya ha apodado como "[Generación 44][1]" -en referencia a que él es el presidente número 44 de la Unión- a los jóvenes, uno de los grupos del electorado que antes cerraron filas junto al candidato y que contribuyeron [como voluntarios][2] a una campaña electoral histórica, impulsándole hasta la Casa Blanca.

"Michelle y yo hemos estado en vuestra misma situación: cuando nos casamos solo conseguimos endeudarnos cada vez más; juntamos nuestros bienes, pero no había nada que sumar", dijo Obama entre risas, recuperando el toque de humor en sus discursos y dejándose animar por constantes interrupciones de aplausos.

El presidente trataba en realidad uno de los asuntos que más preocupan tanto a los jóvenes como al resto del país. Obama solicita estos días al Congreso que impida la subida de intereses de los préstamos para estudiantes en un momento en que su deuda asciende a un billón de dólares, superando por primera vez a la de las tarjetas de crédito.

Según datos proporcionados por la Casa Blanca, las carreras universitarias cuestan de media unos 35.000 dólares al año (26.000 euros), quedando fuera del alcance de miles de norteamericanos tras haber duplicado su precio en las dos últimas décadas. El Gobierno entrega préstamos a miles de estudiantes cada año, pero esto no impide que se endeuden. Los graduados en 2010, por ejemplo, debían en el momento de licenciarse una media de 25.000 dólares.

**Ayudar a los estudiantes y a la economía**

"No podemos convertir la educación universitaria en un lujo, es una urgencia", afirmó el presidente. "Cuando gran parte de tu salario va destinado a devolver tus préstamos, no solo es malo para ti, es malo para la economía. Quiero que este sea un país en el que todo el mundo tenga las mismas oportunidades y todos contribuyan de manera justa". Obama recordaba así uno de los argumentos que ha manejado en contra de los recortes que propone el Partido Republicano y su negativa a imponer la conocida como _tasa Buffet_, que equipararía los impuestos con el nivel de ingresos de los ciudadanos.

"¿Alguien puede permitirse pagar 1.000 dólares extra por su deuda?", preguntó Obama en referencia a la posible subida de intereses. "¡No!", gritó un alumno desde la grada. El presidente respondió con una sonrisa. "Eso pensaba yo".

Durante la campaña electoral de 2008, Obama se presentó ante los votantes más jóvenes como el único que conocía de cerca los años -a veces, décadas- que cuesta devolver un préstamo para estudiar. En muchas de sus intervenciones habló del tiempo que tanto Michelle como él tardaron en saldar sus deudas. El presidente firmó hace unos meses la ley que, a partir de 2014, reducirá los intereses que recaen sobre estos préstamos, ayudará a los estudiantes a financiar su deuda en relación con su nivel de ingresos y que condona el déficit a partir de 20 años.

Sin embargo, según argumenta Obama, estas iniciativas podrían tener un efecto mucho más tímido del esperado si el Congreso no actúa antes del verano. El próximo 1 de julio está programada la subida de intereses sobre un conjunto de becas entregadas por el Gobierno federal -del 3.4% actual al 6.8%- y que duplicaría los impuestos sobre la deuda de 7.4 millones de estudiantes.

"No es algo que me acabe de leer, no me acaban de dar un informe sobre esto", afirmó Obama en alusión a Mitt Romney, quien respaldó los recortes esta semana de manera bastante espontánea. El presidente todavía cuenta con una importante ventaja entre los jóvenes con respecto al que con toda probabilidad será su rival del Partido Republicano en noviembre. Según las últimas encuestas, un 61% de los menores de 30 años prefieren a Obama frente a Romney, solo cinco puntos por debajo del apoyo alcanzado en 2008. El candidato republicano, por su parte, no ha obtenido la mayoría del voto de los jóvenes en ninguna de las primarias disputadas hasta ahora.

Los actos de campaña presidencial de este martes incluyen la participación de Obama en el programa del humorista Jimmy Fallon, que tendrá lugar en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill esta noche, y en el que seguirá defendiendo los intereses de los estudiantes.

[1]: http://www.barackobama.com/gen44
[2]: https://my.barackobama.com/page/s/become-a-volunteer?source=primary-nav
Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/04/24/actualidad/1335294842_336493_1335295136_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/internacional/imagenes/2012/04/24/actualidad/1335294842_336493_1335295136_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment