Wednesday, April 25, 2012

Montoro to the nationalists: “It is necessary to stop watching the navel”

Los 10 minutos que extraordinariamente han tenido esta mañana en el Congreso los portavoces económicos de los grupos nacionalistas —minoritarios y por tanto integrados en el Grupo Mixto— han servido para poner de manifiesto que comparten dos argumentos: que los [Presupuestos de 2012][1] no sirven para superar la crisis económica y que, en ellos, el Gobierno de Rajoy no ha contemplado las necesidades de sus territorios. Sin embargo, la sorpresa ha sido la intervención del [ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro,][2] por la dureza de su tono, con el que ha abroncado a los nacionalistas por ir "a contracorriente de las ideas políticas del mundo" y por tener "una visión aislada y parcelada de la realidad". Y les ha advertido: "Hay que dejar de mirarse el ombligo".

La mayor parte del Grupo Mixto —Amaiur, BNG, ERC, Coalición Canaria, Compromís y Geroa Bai (solo Foro Asturias, el partido del exvicepresidente Francisco Álvarez Cascos, y UPN, han apoyado los Presupuestos)— ha defendido [el voto en contra del proyecto presentado por el Ejecutivo.][3] Pero el voto mayoritario de los diputados del PP ha tumbado sus enmiendas a la totalidad: las 10 que se habían presentado en la Cámara se han votado de forma conjunta casi al filo del mediodía, tras casi tres horas de debate, y han recibido la negativa de 182 diputados —los del PP, más UPN y Foro— y el respaldo de 156 parlamentarios. Ha habido una única abstención. Había 330 escaños ocupados.

Ha abierto la sesión, sobre las nueve de la mañana, el **diputado de Amaiur, Rafael Larreina,** que ha asegurado que las cuentas de Rajoy son "impulsoras de la crisis social", porque "por cada 1.000 millones de recorte de gasto, el paro se incrementa en 70 personas". Tras cuestionar la amnistía fiscal o la reducción de las partidas destinadas a fomentar el empleo, se ha volcado en la línea argumental que ha mantenido Amaiur en la Cámara en representación de la izquierda _abertzale:_ "Estos presupuestos no contemplan el proceso de resolución del conflicto político de Euskal Herria con el Estado" y, también, "son ajenos a la realidad de Euskal Herria".

El segundo diputado en subir a la tribuna ha sido **Alfred Bosch, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC),** que ha acudido a la imagen de Robin Hood para decirle al Gobierno que los Presupuestos son un "robo", para comparar a Rajoy con el malo de la historia, el sheriff de Nottingham, "que roba a los pobres para dárselo a los ricos", y para asegurar que, al menos en Cataluña, la insumisión es un hecho: "La gente se ha arrojado al bosque de Sherwood". El diputado catalán ha propuesto el recorte en gastos de Defensa y ha ido detallando diversas partidas en este ámbito para pedir que se dediquen a prestaciones sociales. "Prescindan de 80 torpedos, que al estallar uno solo dilapida lo que cuesta un parvulario", ha lanzado. No han faltado tampoco las referencias a lo que pierden los catalanes, a quienes, ha dicho, las cuentas "empobrecen" aún más. 

Muy duro ha sido también el representante del **Bloque Nacionalista Galego (BNG), Francisco Jorquera,** que ha asegurado que "la crisis está sirviendo de pretexto para concentrar el poder económico y político". Ha arremetido contra el PP por haber defendido en campaña electoral los mismos límites que con el tiempo ha ido superando: desde el copago a los ajustes en educación y sanidad, pasando por las pensiones. "Hicieron bandera de la necesidad de mejorar la calidad de la enseñanza pero ahora recortan los profesores y masifican las aulas", ha afirmado. Pero, sobre todo, ha arremetido contra la [amnistía fiscal][4] porque favorece la desigualdad: "Estamos ante unos Presupuestos muy blancos para los defraudadores y muy negros para la inmensa mayoría", ha avisado. Jorquera ha propuesto recortes en Defensa, en el gasto de la Casa Real, una ambiciosa reforma fiscal para que paguen los más ricos o la eliminación de las Diputaciones.

En el mensaje al electorado, Jorquera ha asegurado que la inversión real en esta comunidad es del 40% menos y ha cuestionado duramente que, después de que el resto de regiones hayan recibido infraestructuras a cargo del Estado, ahora se paralicen las que llegaban a Galicia. 

Probablemente la intervención ideológica más profunda en el debate ha sido la de **Pedro Quevedo, diputado de Coalición Canaria,** que ha defendido que al PP le mueve la ideología en los ajustes y no las razones económicas. Quevedo ha achacado al "puro liberalismo" las medidas que ha decidido imponer el Gobierno de Rajoy y le ha reprochado que utilice argumentos falsos, porque justificar en la deuda pública el recorte de los servicios, ha dicho, es una "excusa" para liquidar el Estado del Bienestar. En esta tesis, ha recordado que la sanidad y educación tienen "deficiencia crónica" en las cuentas de todos los países. También ha cuestionado que se hable de los servicios públicos "como una especie de dádiva que la sociedad no se merece".

Respecto a las demandas del archipiélago, Quevedo ha asegurado que Rajoy ha incumplido los acuerdos alcanzados con su partido con motivo del apoyo en su investidura y también el Fuero. "Creo que no saben dónde está el archipiélago", ha espetado.

En nombre de **Compromís, el diputado Joan Baldoví,** ha echado mano de las cifras para comparar gastos: la media de recortes es del 17%, "pero la Casa del Rey del 2%, Educación, del 22%; Defensa del 8%; Sanidad del 13,7%; Mayores un 38%; I+D, un 25%". A lo que ha apostillado: "Las cifras hablan por sí solas. Y encima amnistían a los defraudadores. Es vergonzoso". Baldoví también ha criticado el rifirrafe parlamentario que ayer mantuvieron los dos principales partidos, PSOE y PP, [reprochándose mutuamente haber mentido sobre el déficit][5] y ha advertido que los ciudadanos están hartos del "y tú más".

Sobre cómo afectan los Presupuestos a la Comunidad Valenciana, el diputado de Compromís ha afirmado que, mientras los valencianos superan el 10% de la población, la inversión en esta comunidad está en el 7%. "Vamos a tener 122 euros menos que la media, los valencianos, 122 euros menos que los demás", ha reprochado. 

Después de las intervenciones de estos miembros del Grupo Mixto, han intervenido **Enrique Sostres, de Foro Asturias,** y **Carlos Salvador, de UPN,** que apoyan las cuentas de Rajoy. El primero ha reprochado al PP que no haya apoyado a su partido en Asturias, pero ha advertido: "No les voy a pagar la misma moneda". El segundo ha justificado su voto en una "obligación legal y moral" de recortar el gasto público, "que no es solución de derechas ni de izquierdas".

También ha tomado la palabra para fijar posición la portavoz de **Geroa Bai, Uxue Barkos,** que no ha presentado enmienda a la totalidad, pero que ha anunciado que las apoyará. En su intervención, ha afirmado que su partido dice "sí a reducir el déficit, pero no a costa de cualquier cosa". Tras reprochar al PP que haya renunciado a lo que aseguró que eran sus prioridades, ha defendido que "Navarra es la segunda comunidad más castigada en estas cuentas" y ha asegurado que los presupuestos invaden las competencias autonómicas en varios puntos.

### Rapapolvo a los nacionalistas

La intervención del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha sido muy dura con los nacionalistas. Les ha acusado de hacer un "debate territorial", de tener una "visión aislada de la realidad" e ir "a contracorriente". El ministro ha criticado que las intervenciones de los nacionalistas hayan venido a defender la independencia territorial en un contexto en el que Europa está siendo cuestionada por su falta de velocidad en la toma de decisiones. "Dicen: 'Si fuéramos únicos, diferentes, independientes, seríamos solventes'. Y nada más lejos de la realidad", ha espetado Montoro, que se ha preguntado, si esto fuera así, "¿dónde estaría la fuerza, dónde estaría el motor?".

"Estamos en Europa y no para construir países artificiales, estamos en la construcción europea, superando los conceptos nacionales de la Edad Media", ha dicho. Por eso, ha llamado a superar los territorios "y no poner trabas, y menos mentales" y, sobre todo, ha reclamado a los nacionalistas que dejen de pedir "¿Qué hay de lo mío?".

El ministro, que ha agotado todos los turnos de intervención —incluso ha utilizado el tiempo que se le concede para responder a su propio grupo parlamentario, al que ha representado el diputado **Antonio Gallego**— ha vuelto a defender que el Gobierno cuenta con el "respaldo mayoritario de la sociedad" en sus ajustes. Y ha asegurado también que "la estabilidad política es el camino de la estabilidad presupuestaria". Montoro ha resumido que presenta unos "presupuestos de la sinceridad" porque le dicen a los ciudadanos dónde está el camino. Ha citado a Winston Churchill y su famosa frase sobre el final de la Segunda Guerra Mundial: "Estamos en el principio del principio de la solución a la crisis". Para luego insistir en la advertencia de ayer a las comunidades: "Vamos a cumplir con la ley en la mano".

[1]: http://elpais.com/tag/presupuestos_generales_estado/a/
[2]: http://elpais.com/tag/cristobal_montoro/a/
[3]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/24/actualidad/1335297888_741864.html
[4]: http://economia.elpais.com/economia/2012/03/30/actualidad/1333111096_251883.html
[5]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/24/actualidad/1335251969_438146.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/04/25/actualidad/1335340873_382459_1335345226_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment