Tuesday, April 24, 2012

Montoro attributes to the autonomies the misalignments in the public deficit

[Cristóbal Montoro][1] invocó la confianza y lanzó gestos de firmeza al exterior, pero terminó dejando incertidumbres [en el debate de totalidad de los Presupuestos.][2] El ministro de Hacienda sembró dudas ayer en el Congreso sobre la economía de España, al describirla como un país en el que hubo un "engaño muy grave" sobre las cuentas públicas de 2011 y en el que hay en este momento comunidades autónomas con problemas de "viabilidad financiera".

[El responsable de las cuentas del Estado][1] puso el foco de la duda en las comunidades, hasta el punto de que lanzó advertencias serias sobre sus cuentas, al cuestionar su voluntad y capacidad para cumplir los estrictos objetivos de déficit. "Si hay dudas sobre España es por culpa de las comunidades y las corporaciones locales", aseguró. Lo dijo después de repetir que su objetivo era "restaurar la confianza en un momento crítico para España".

Y el líder de la oposición, [Alfredo Pérez Rubalcaba,][3] le respondió acusando al Gobierno de presentar un Presupuesto para 2012 que provoca desconfianza, porque no cuadran las cifras y porque fija unos objetivos de déficit que serán imposibles de alcanzar. "Los gastos están infravalorados y los ingresos por impuestos están sobrevalorados, y sería la primera economía del mundo que decrece y a la vez sube la recaudación de impuestos", aseguró el secretario general del PSOE. Según Rubalcaba, incluyen una "sobredosis de dolor" al no haber negociado en Bruselas una flexibilización de las exigencias de déficit; provocan medidas xenófobas como la reducción de [las prestaciones sanitarias para los inmigrantes y profundizan en la recesión.][3]

No hubo ni un solo punto de coincidencia entre el Gobierno y el principal partido de la oposición, y el debate sobre las enmiendas de totalidad a las cuentas públicas terminó siendo un intercambio agrio de duros reproches entre Montoro y Rubalcaba. Los dos hablaron de la necesidad de generar confianza en España, pero hubo acusaciones reiteradas de mentir, de falsear cuentas, de buscar excusas para llevar a cabo duros recortes sociales y fijarse objetivos que serán imposibles de cumplir. Los dos usaron como ariete del intercambio las comunidades en las que gobiernan sus respectivos partidos: Montoro le echó en cara [las cifras de Andalucía —2.763 millones de euros pedidos para pagar a proveedores—][4] y el socialista le respondió con la situación de la Comunidad Valenciana, que no paga sus cuentas y despedirá a 5.000 empleados públicos y debe a proveedores 4.069 millones.

Montoro subió a la tribuna a defender las cuentas con un discurso muy político, huyendo de los argumentos técnicos y las cifras, y dejando claro que "tienen como objetivo reducir el déficit, porque no hay atajos y porque el déficit nos aplasta como una losa". Con tono de oposición de la oposición, acusó sin rodeos al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de haber llevado a cabo un "engaño muy grave" con las cuentas, para intentar explicar que los recortes aprobados ahora buscan hacer frente a esa situación que "ha llevado a España al límite desde 2010".

Reveló que en el primer trimestre de este año el déficit ha sido del 0,8%, es decir, se cumple la previsión del Gobierno y, según dijo, se demuestra que las medidas aprobadas están en la buena dirección. Pero puso el foco en las cuentas de las comunidades autónomas como la rémora de los compromisos del Gobierno, frente a la que anunció firmeza.

"Nos perdona la vida y nos amenaza por lo que hagamos desde los Gobiernos autónomos", dijo gráficamente [Gaspar Llamazares (IU)][5] desde su escaño en [Twitter][6], mientras Montoro advertía en la tribuna a las comunidades y, especialmente a Andalucía. Su tono sonó a amenaza especialmente en la réplica a Cayo Lara, cuando le inquirió para que Izquierda Unida cumpla en el Gobierno de Andalucía las duras exigencias de reducción del déficit. "Si hay que tomar determinadas medidas, ustedes las van a tomar, porque la ley nos obliga", le dijo el ministro al diputado. Abiertamente, Montoro volvió a mencionar la posibilidad de intervenir en una comunidad: "Se trata de garantizar el cumplimiento de las comunidades autónomas", con posibilidad de "intervenir en una comunidad que no cumpla" y desde la "firmeza y convicción".

Para eso anunció que [el Consejo de Política Fiscal y Financiera][7] se reunirá en la primera quincena de mayo para que cada comunidad autónoma "exhiba públicamente su plan", que será revisado por la Intervención General del Estado. Y en caso de incumplimiento de los criterios se le aplicaría la Ley de Estabilidad presupuestaria, que incluye la posibilidad de intervención del Estado.

Los duros Presupuestos de 2012, los "más austeros de la democracia", según Montoro, y [que incluyen medidas "que no gustan a los ciudadanos", según las palabras de Mariano Rajoy][8] en el pasillo del Congreso antes del debate, pasarán hoy el primer filtro parlamentario. Serán rechazadas las 10 enmiendas de totalidad de todos los grupos, gracias a la mayoría absoluta del PP y sin más apoyo adicional que el de los diputados de UPN y Foro de Asturias.

Hasta el último momento, el Gobierno negociará con CiU en busca de un apoyo que solo es necesario políticamente, pero que depende de una condición que el Ejecutivo considera imposible de cumplir: la inclusión de 219 millones de euros de inversión para Cataluña. "No nos podemos comprometer con lo que no podemos cumplir", asegura firme uno de los miembros del Gobierno implicado en la negociación, que lamenta [no tener el apoyo de CiU][9] y que afirma que mantendrán las conversaciones durante el trámite de enmiendas en las próximas semanas. En el fondo de ese diálogo está la extrema dificultad financiera de Cataluña y la debilidad parlamentaria del Gobierno de Artur Mas. "Estos Presupuestos son muy insolidarios con otras Administraciones, ¿por qué Cataluña es la comunidad más perjudicada por el recorte?", le dijo Duran a Montoro desde la tribuna para justificar su rechazo, tras defender la necesidad de combatir el déficit.

[Cayo Lara, líder de IU,][10] habló del "mayor ataque al Estado de bienestar"; Alfred Bosch (ERC) acusó al Gobierno de "hacer una peligrosa máquina explosiva de destrucción de empleo y de causar dolor"; Rosa Díez (UPyD) aseguró que su enmienda de totalidad es "contra su forma de gobernar en estos 100 días", y Pedro Azpiazu (PNV) le reprochó que "baile el agua al dogmatismo alemán". La confianza que invocó Montoro tampoco saldrá del consenso sobre los recortes en la votación de hoy.

[1]: http://politica.elpais.com/tag/cristobal_montoro/a/
[2]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/24/actualidad/1335251969_438146.html
[3]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/24/actualidad/1335279399_268827.html
[4]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/17/actualidad/1334692796_407410.html
[5]: http://elpais.com/tag/gaspar_llamazares/a/
[6]: https://twitter.com/#!/GLlamazares
[7]: http://elpais.com/tag/cpff_consejo_politica_fiscal_financiera/a/
[8]: http://politica.elpais.com/tag/mariano_rajoy/a/
[9]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/24/actualidad/1335268963_894602.html
[10]: http://politica.elpais.com/tag/iu_izquierda_unida/a/
Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/04/24/actualidad/1335295947_940723_1335297403_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/04/24/actualidad/1335295947_940723_1335297403_noticia_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/04/24/actualidad/1335295947_940723_1335297403_noticia_grande.jpg

No comments:

Post a Comment