Wednesday, April 11, 2012

The mayor of Rasquera affirms that he will resign but he does not make specific when

El alcalde de Rasquera (Ribera d'Ebre), Bernat Pellisa, ha anunciado que dimitirá porque su proyecto de plantar cannabis en la población no consiguió recabar más del 75% de los apoyos en el referéndum celebrado el martes. El alcalde había prometido dejar su puesto si no conseguía esta mayoría de apoyos. En la consulta popular los rasqueranos aprobaron cultivar marihuana en la localidad, pero por un escaso margen, ya que solo el 56% de los vecinos dio el visto bueno al polémico 'plan anticrisis' ideado por el Consistorio. "Voy a dimitir, no sé si en un día, una semana o en un mes, pero la decisión está tomada", ha afirmado Pellisa este miércoles frente al Ayuntamiento.

Tras el recuento de votos el alcalde se mostró reticente a dejar su puesto, pero al final ha dado marcha atrás. "La mentira es el peor delito que puede cometer un político, no se puede permitir, nosotros estamos dando lecciones de democracia", ha dicho Pellisa. No obstante, ha dejado claro que esta decisión no afecta a los otros tres regidores de ERC que gobiernan Rasquera, y ha remarcado que no dejarán "el Ayuntamiento en manos de la oposición".

Pellisa ha dejado en el aire si se mantendrá el proyecto de plantar cannabis a gran escala en la población. "El proyecto está vivo, de momento no lo ha parado nadie", ha expresado el aún alcalde de Rasquera.

El alcalde de Raquera (Tarragona), Bernat Pellisa, mantiene en suspense su [proyecto de cultivar cannabis a gran escala en la población][1]. El edil ha convocado a las 18.00 horas de este miércoles a los otros tres regidores de su grupo municipal para analizar en privado la situación. Pellisa se ha dado un plazo de dos días para decidir el futuro del proyecto y mañana jueves también se reunirá con los abogados que han coordinado la iniciativa.

[El 56% de los vecinos de Rasquera aprobaron este martes en una consulta popular plantar marihuana][2] para el club de fumadores de la Asociación Barcelonesa de Canábica de Consumo (ABCDA). Es un resultado negativo para Pellisa, que [prometió tumbar el proyecto y la dimisión en bloque del gobierno municipal si no recababa en 75% de los apoyos][3]. El pueblo sería entonces gobernado por una comisión gestora.

Pellisa sigue defendiendo la "legalidad" de cultivar cannabis a gran escala en Rasquera, y ha remarcado que nadie de la Generalitat se ha puesto en contacto con él para rebatir el informe jurídico, publicado hace un mes y medio. Según ha expresado, no teme que la justicia pueda paralizar la iniciativa.

La oposición municipal, formada por tres regidores de CiU, exige a Pellisa cumplir con lo prometido. "Ha insinuado que continuará como hasta ahora, engañando y manipulando a la gente, los vecinos creen que todo ha sido una pantomima, ya no tiene credibilidad", afirma Bernard Farnós, portavoz convergente en el Consistorio.

"Presentamos alegaciones al proyecto, tiene poca viabilidad jurídica y económica, además de muy poca sensibilidad con las causas que tiene el consumo de droga en la sociedad, el alcalde ya reconoció implícitamente que las plantaciones generarían inseguridad en el pueblo", dice Farnós. Según el convergente, Pellisa no incluyó el cultivo de cannabis en su programa electoral. "Esta no es la manera de salir de la crisis", concluye Farnós.

"Si no se materializa la plantación de cannabis, la policía no tiene nada que hacer". Con esta obviedad ha reaccionado la mañana de este miércoles el consejero de Interior de la Generalitat, [Felip Puig][4], el día siguiente a la consulta popular celebrada ayer en Rasquera (Tarragona), en la que el 56% de los vecinos se pronunciaron a favor de apoyar una gran plantación de cannabis.

En opinión de Puig "nada ha cambiado" después del pronunciamiento de los vecinos, al tiempo que ha mostrado su "respeto" a las decisiones adoptadas por el alcalde del municipio, Bernat Pellisa, y por el pleno municipal. "El referéndum no altera ni el Código Penal ni la actuación de la policía", ha dicho el consejero, quien también ha recordado que [la fiscalía tiene abierta una investigación sobre la legalidad o no de la plantación.][5] "Si algún día existe la plantación, la policía actuará, levantará un atestado y lo someterá a la fiscalía", ha anunciado.

Por su parte, el ministro de Justicia, [Alberto Ruiz-Gallardón][6], se ha mostrado este miércoles en Barcelona en contra de que el Ayuntamiento de Rasquera (Tarragona) permita una plantación de marihuana como medida anticrisis, porque la economía no debe llevar a medidas que puedan ser contraproducentes cuando se supere la crisis, ha dicho el ministro en declaraciones a la emisora Rac1, informa Europa Press.

"La situación de crisis es dura, pero no tenemos que hacer medidas para resolver la crisis económica de las que nos podamos arrepentir cuando hayamos superado la crisis", ha advertido Ruiz-Gallardón.

[1]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/28/actualidad/1330462771_446416.html
[2]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/10/catalunya/1334052578_774393.html
[3]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/18/catalunya/1332093312_639968.html
[4]: http://politica.elpais.com/tag/felip_puig/a/
[5]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/02/catalunya/1330691948_949954.html
[6]: http://economia.elpais.com/tag/alberto_ruiz_gallardon/a/

No comments:

Post a Comment