Monday, April 16, 2012

“It is not necessary to confuse the efficiency with cuts in Education”

"No hay que confundir la búsqueda de eficiencia con los recortes en Educación", ha dicho esta mañana la consejera de Educación del País Vasco, Isabel Celaá (PSOE). Lo ha hecho en la entrada del Ministerio de Educación, en Madrid, justo antes de la [reunión de todas las autonomías con el departamento que dirige José Ignacio Wert][1]. En ella se va explicar cómo espera el Gobierno central recortar [al menos 3.000 millones de euros en las aulas adicionales a los más de 3.400 que se han recortado][2] ya en los presupuestos de los dos últimos años. "Venimos a debatir, no solo a escuchar", ha añadido Celaá sobre la postura de los tres consejeros del PSOE asistentes: ella misma, y los responsables andaluz y canario.

Junto a Celaá, a la entrada del ministerio, el consejero de Educación en funciones de Andalucía, Francisco Álvarez de la Chica, ha añadido: "No vamos a aceptar imposiciones". Ambos han defendido la inversión en educación como garantía de futuro frente a las medidas de ahorro que está barajando el Ministerio de Educación, como el aumento del límite legal de alumnos por aula (ahora el máximo es de 27 en primaria y de 33 en secundaria) y el aumento de las horas de clase que dan los profesores a la semana (un máximo de 25 en primaria y de 21 en secundaria), lo que supondría una disminución importante de unas plantillas que ya ha perdido miles de docentes en los dos últimos años. El consejero de Educación canario, José Miguel Pérez, también del PSOE, ya se había manifestado en días anteriores contra estas medidas.

Más dispuestos llegaban los representantes del PP. El titular de Educación de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, en nombre de todos los consejeros de su partido, ha asegurado que las medidas que son "razonables, de máximos, y no obligan" a las CCAA, además de no afectar a los puestos de trabajo. Su postura, según Marín, es apoyarlas porque es necesario "salvar el sistema educativo", que se encuentra "en serio peligro", y lo harán desde el "mayor consenso posible" y "garantizando la calidad de la educación".

Las autonomías son las que tendrán que aplicar las medidas de recorte que proponga el Gobierno central, pues de ellas depende el 83% del dinero público que se invierte cada año en educación en España, en torno a 50.000 millones de euros.

**Presión sindical**

Los sindicatos se han concentrado esta mañana frente al ministerio, también en contra de los recortes anunciados. CC OO, UGT, STES, ANPE y CSIF han entregado al departamento un manifiesto contra el tijeretazo y a favor de la escuela pública. "Vamos a asistir a una vuelta a las escuela de los años setenta" si las medidas se llevan adelante, ha dicho José Campos, de CC OO. "Un aumento de las ratios y de las horas de clase van a dificultar mucho la atención personalizada de los alumnos, que es la mejor manera de mejorar los resultados", ha añadido Carlos López Cortiñas, de UGT. Por su parte, Carmen Guaita, de ANPE, ha asegurado que estos recortes van a hacer imposibles las reformas que el ministerio ha prometido para mejorar la enseñanza en España.

Todos ellos han exigido la convocatoria de la mesa sectorial (órgano que reúne a sindicatos y Gobierno) para hablar de las medidas, y CC OO y UGT han amenazado con movilizaciones si no se llegan a acuerdos sobre las medidas de ahorro.

[1]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/15/actualidad/1334523626_794512.html
[2]: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/10/actualidad/1334071416_721499.html

No comments:

Post a Comment