Friday, April 20, 2012

The G-20 supports implicit to Spain in the YPF conflict

Los ministros de Economía de los países avanzados y emergentes que forman parte del G-20 proclamaron este viernes que es crucial "la protección de las inversiones y evitar las medidas de proteccionismo". Esa frase está en sintonía con la posición que defendió el ministro de Economía español, Luis de Guindos, ante sus y que España interpreta como un aval de la comunidad internacional ante sus posiciones [tras la expropiación de YPF a Repsol][1]. No obstante, el ministro de Economía mexicano y presidente de turno del G-20, José Antonio Meade, señaló que el asunto YPF no se había tratado en la reunión por ser un asunto bilateral.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se mostró satisfecho de que se haya incluido esa mención en el comunicado final, aunque sin ninguna referencia explícita al conflicto.

"Yo expuse cuál era la estrategia de política económica del Gobierno español, cuáles eran las reformas que se habían puesto en marcha y en el futuro de la agenda reformista del Gobierno. También hice una referencia de la expropiación que se había producido en Argentina de YPF, resaltando la importancia de garantizar las inversiones y de evitar las medidas proteccionistas en una situación como la de la economía actual", ha señalado el ministro de Economía español en una rueda de prensa posterior a la reunión del G-20. "Me gustaría destacar que en el comunicado del G-20 aparece una referencia a que es crucial, que es vital la protección de las inversiones y evitar las medidas proteccionistas. Esta frase en el comunicado habla por sí misma de cuál es la posición del G-20", añadió Luis de Guinos, quien señaló que no había tenido ningún contacto con el ministro argentino, Hernán Lorenzino.

Más allá de la literalidad del comunicado, "el sentimiento general es de apoyo al Gobierno español y se considera que la decisión del Gobierno argentino es negativa desde el punto de vista de la seguridad jurídica y, lógicamente, de lo que tiene que ser la previsibilidad", ha explicado De Guindos.

"Este tipo de decisiones no solo son negativas desde el punto de vista de la seguridad de las inversiones sino que además son negativas para la población de los países que las toman", ha insistido De Guindos, que dedicó buena parte de su intervención ante los ministros del G-20 a ese asunto.

Luis de Guindos también destacó el hecho de que los ministros hayan aplaudido el aumento de los recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI)para la prevención y resolución de crisis. Ya hay compromisos en firme por más de 430.000 millones de dólares (unos 330.000 millones de euros), según ha señalado el FMI, que pueden usarse para préstamos bilaterales temporales u otras actuaciones. Eso "muestra el compromiso de la comunidad internacional de salvaguardar la estabilidad financiera global y reforzar las bases de la recuperación económica mundial", señala el G-20.

El aumento de la capacidad del FMI, junto con la del fondo europeo de rescates, es clave para disuadir a los inversores de emprender ataques especulativos contra la deuda de los países que atraviesan dificultades, como España o Italia. La percepción de los inversores es que las cantidades disponibles son aún insuficientes para conjurar todos los peligros.

Según Luis de Guindos, en la reunión del G-20 no hubo "ni la más mínima" mención a un rescate de España. Guindos asegura haber obtenido respaldo de sus colegas a las medidas del Gobierno español. El ministro expuso también privada al comisario europeo Olli Rehn en una reunión las líneas generales del programa de estabilidad que presentará España en los próximos días.

### Reforma financiera

El ministro de Economía también ha descartado cualquier tipo de apoyo, ayuda o garantía pública para un esquema que desgaje los activos inmobiliarios de los balances de los bancos. "En la medida en que se está produciendo una valoración más ajustada, eso facilitará que se puedan vender o desgajar los activos inmobiliarios, sacarlos de los balances bancarios lo cual es positivo para el saneamiento de estos balances bancarios", ha explicado, pero sin ningún tipo de ayuda.

El Gobierno piensa en la venta o en la separación en otra sociedad con la entrada de un socio de forma que los activos no consuman capital no pesen en los balances de las entidades financieras. El Gobierno tiene indicios, además, de que la venta de pisos se está animando desde la reciente reforma financiera.

[1]: http://economia.elpais.com/economia/2012/04/16/actualidad/1334590509_507539.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/04/20/actualidad/1334928006_629016_1334928569_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/economia/imagenes/2012/04/20/actualidad/1334928006_629016_1334928569_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment